Síguenos en Facebook Favorites

26 jun. 2008


Joan as polices woman vs Russian Red

Todo comienza con una nueva recomendación de Grabi. Joan as police woman visita la sala Heineknen de Madrid y no podemos perder la ocasión. Pero la verdadera razón de mi visita fue disfrutar de Lourdes y su voz. Cómo telonero actuaba Russian Red.

Una guitarra, un chelo, y Lourdes acompañada de su acústica y voz. No es necesario nada más para provocar la admiración de un público rendido a sus pies. Era la primera vez que escucha a Lourdes en directo quedando absorto por tanto talento. Llego a quedarme sin palabras...


Un rápido recorrido por el reciente disco "I love your glasses" sirvió a Lourdes para colocarla como perfecta cabeza de cartel, dejando el nivel muy alto a cualquiera que le acompañe en el escenario.

No voy a extenderme más con Russian Red pues un post en exclusiva es más que merecido.

Después de la clase magistral de este joven prodigio, tocaba el turno a Joan as police woman. Joan Wasser es la cabeza visible de Joan as police woman, multi-instrumentalista (hizo buena demostración de su talento tras el piano y una portentosa guitarra) con voz cercana al soul.


Antony And The Johnsons, Scissor Sisters, Nick Cavede, Dave Gahan (Depeche Mode), Sheryl Crowde, Lou Reeda, Sparklehorse, o su buen amigo Rufus Wainwright quien la anima a lanzar su carrera en solitario, han sido algunos de sus compañeros a lo largo de su carrera musical, y eso se nota sobre un escenario.

Comienza el concierto y aparece tras bambalinas acompañada de Ben Perwosky a la batería, Rainy Orteca al bajo y una copita en la mano.

Joan nos ofreció un concierto completado con canciones de sus dos discos Real Life y To Survive. Mezclas de estilos como el soul, jazz, folk y todo sazonado con un toque pop. En el concierto queda patente que ha trabajado con los grandes por su calidad musical y diferente repertorio. Durante todo el concierto fue simpática y graciosa, hablando constantemente con el público y regalando alguna risotada de forma espontánea tras algún chiste o equivocación. Como ocurrió en una ocasión cuando confundió la canción a tocar, lo que le valió la regañina de su bajista.


Un bonito concierto pero al que le faltó algo de fuerza. Para alguien ajeno a su obra el concierto podría resultar monótono y aburrido. Algo duro. No siempre vamos a tener la suerte de asistir a conciertos impactantes.

Como curiosidad, deciros que era la compañera sentimental de Jeff Buckley cuando este fue engullido por el río Mississipi.

Ya habíamos visto a una Russian Red impresionante y Joan no estuvo mal. Un buen concierto para una buena noche de viernes. Pero este no era el final; el día siguiente iba a ser muy largo, llegaba El Día de la Música...

Galoagui

0 comentarios: