Síguenos en Facebook Favorites

11 jun. 2009


Rock del demonio, AC/DC

Parece increible que para disfrutar de uno de los conciertos con mayor fuerza, energía y potencia tengamos que ver a unos "jóvenes ancianos" que se hacen llamar AC/DC.


Impresionante concierto el que ofrecieron en Madrid el pasado 5 de junio, donde mas de 55.000 seguidores abarrotaron el estadio Vicente Calderon.

Lejendarios ya, AC/DC encabezados por Brian Johnson y sobretodo por el enorme Angus Young, volvieron a ampliar más si cabe su leyenda con un concierto apoteósico. Para conseguirlo, tienen la receta perfecta, una tormenta de rock eléctrico y una puesta en escena perfectamente medida a la par que espectacular.

Así, del mismo modo que ya hicieron dos meses atrás en el Palacio de deportes, volvieron a dejar boquiabiertos con la intro de dibujos animados que nos introducía en el mundo endemoniado de AC/DC de sexo, drogas y el mejor rock. La animación terminaba con el descarrilamiento de una locomotora que hacía acto de presencia en el medio del escenario cuando comenzaba a sonar Rock 'n' Roll Train.

Los solos de Angus, junto al trabajo en la sombra de su hermano Malcolm y la voz de Brian Johnson, ofrecieron un inicio fulgurante: 'Back In Black', 'Dirty Deeds Done Dirt Cheap', 'Thunderstruck'... Pronto llegaría el momento de soul con 'The Jack', donde Angus lo finiquitaría con un striptease mostrando al mundo un calzoncillo con el logotipo del grupo.

Avanzando el concierto con canciones de su últimol disco 'Black Ice' mezcladas con éxitos de siempre ("Hell's Bells", "Shoot to Thrill" o "You shook me all night long"), aparece sobre la locomotora una enorme muñeca hinchable con busto gigantesco ('Whole Lotta Rosie').

Se aproximaba el final, todavía nos quedaba lo mejor. Mr. Young nos deleitaria con un solo de guitarra de más de 7 minutos apareciendo en en centro del estadio bañado en confeti desafiando a todo el que allí se dignaba a dirigirle la mirada.

Pero antes de despedirse había que llegar al éxtasis con la grandísima 'Highway to Hell', con el propio Angus ataviado con los cuernos demoniacos que se han convertido el símbolo de AC/DC. Desde su trono en el infierno se despidieron con 'For Those About To Rock (We Salute You)' con 12 cañones pegando petardazos (min. 3:36).


Era el final a más de 2 horas de los incombustibles AC/DC. Ni las continuas amenazas de lluvia, ni la bajada de temperaturas consiguieron que se calmasen las varias generaciones que deseaban disfrutar de esta parte de la historia del rock. Miles de ex-melenudos, con sus dedos en forma de cuernos despidieron esta noche que será recordada por los abuelos, hijos y nietos durante mucho tiempo; al menos hasta que vuelvan.



Galoagui

0 comentarios: