Síguenos en Facebook Favorites

14 jul. 2009


Sin calor en BBK Live


Sin calor. No solo porque el tiempo ha sido estupendo y solo apretaba don Lorenzo a las primeras horas del festival, si no por el otro calor, el humano. El BBK Live ha sido un buen festival, con buen cartel, buena gente, pero falto de la calidez del público.


Un cartel cómo el que nos esperaba no podía defraudar. Depeche Mode, Vetusta Morla, The Ting Tings, Placebo, Jane's Adiction o Primal Scream hacían presagiar un festival de lo más completo. Aunque nos esperarían luces y algunas sombras.


Día 1 - Jueves

Mal comienzo el jueves. Es una suerte contar con un parking cerrado y vigilado durante los 4 días por 5€. Una sorpresa sería emborronada por la larga espera a los desaparecidos autobuses. Para llegar al recinto situado en lo alto de una montaña cercana a Bilbao tenemos que hacer una larga cola para perder casi una hora de nuestro tiempo que provocaría que llegásemos comenzado el concierto de Vetusta Morla.

El lugar, una maravilla. Un antiguo asentamiento romano en lo alto de una montaña rodeado de árboles, verde hierba, un lago, unas preciosas vistas de Bilbao y, algo que nos sorprendió enormemente, el suelo de los escenario era de paja. Suelo blandito para los cansados pies.


Pero nada más entrar y colocarnos frente al grupo de moda nacional, Vetusta Morla, nos llevamos el gran susto. Un sonido terrible con los graves saturadísimos. Entre el calor del momento, 19:45h, y el sonido tan malo, es comprensible que el público no estuviera muy entregado a la causa. Lástima, pues los vetustos tienen un magnifico directo que no se pudo aprovechar.

Mal presagio ese sonido. Intentemos animarnos con The Ting Tings. En el Escenario 2 los ingleses intentaron subsanar de la mejor manera posilble, los problemas vocales de Katie y los propios de una formación de pop punk que se queda corto con tan solo dos personas. Pero su buen puñado de hits dejaron buen sabor de boca, sobre todo a la colonia de ingleses de las primeras filas.

Había que volver al escenario principal para disfrutar de uno de los conciertos más correctos y serios que presenciamos. Turno para Editors. Una mezcla de Coldplay y Joy Division que suena realmente bien. Mayor aceptación tuvieron con las canciones de su primer disco que con el último. Ahora el Escenario 1 sí sonaba como tenía que sonar.

A las 22.30 nos esperaba el concierto del día. Depeche Mode aparecía con la mejor puesta en escena de la noche. Pasarela en el escenario y excelentes reproducciones visuales así como un nítido sonido. Abrir con canciones de su último trabajo para seguidamente continuar y terminar con los éxitos que han cosechado durante todos esto años, fue insuficiente para animar a un público que permanecía cual témpano de hielo. Los constantes intentos para que el público corease sus canciones o les acompañase con las palmas fueron infructuosos. Incluso Jorge de Second, estaba estupefacto por la fría reacción del público. Con lo que estamos viendo y la gente no reacciona! me decía. Como poco, sorprendente. El concierto fue bueno, pero quedó un cierto sabor agridulce.

Es extraño que en este festival ninguno de los grupos "grandes" cerrase el cartel. De este modo, es complicado que puedan extenderse un poco más de lo programado. El jueves sería Basement Jaxx quien cerrase. Música house del dúo británico para despedir el día primer día a algunos o para invitar a ir a la carpa a otros.

La noche terminaría con unas horas dando botes con la música indie más popular pinchada por Dj's locales que resultaron ser bastante insípidos. Parecía que la noche terminaría ahí. Pero todavía nos encontraríamos con otra sorpresa; tener que soportar una largísima hora a la espera de que uno de los supuestos 36 autobuses que deberían llevarnos de vuelta a Bilbao apareciese. Un fallo organizativo garrafal que provocó los enfados, carreras y empujones para cazar un asiento en alguno de los ansiados autobuses que llegaban con cuentagotas. Hay que indicar que ésto solo ocurriría este primer día.

Día 2 - Viernes

El viernes apuntaba a ser el más oscuro y brit de todos los días. El primero en aparecer sería Supergrass. De nuevo, un concierto demasiado tempranero para lo que estos chicos pueden dar de sí. Como pasaría el día anterior, parece que abrir el Escenario 1 es sinónimo de graves saturados. Ese sonido regular no fue impedimento para que con 'Pumping On Your Stereo' se viviese un auténtico "subidón".

En el escenario 2, esperaban Pete Doherty y sus Babyshambles. Otra vez hicieron gala de un concierto musicalmente malo, con tiempos entre canción y canción enormes donde dialogaban para decidir qué canción deberían tocar; pero enormemente divertido por lo anárquico, loco, disparatado y surrealista del comportamiento de Pete sobre un escenario. Tienen muy buenos temas como Delibery o Carry On Up The Morning, pero la diversión está en conocer cómo reaccionará este loco genial.



El ex de Soundgarden, Chris Cornell, hacía presagiar un concierto de potentes guitarras pero resultó estar cargado de baladas tranquilas. Algún tema parecía que elevaría los ánimos del personal pero el concierto en sí resultaría demasiado tranquilo para lo que se esperaba. Pudimos disfrutar de uno de los pocos homenajes a Michael Jackson, Billie Jean, mientras nos hacíamos hueco para llegar al Escenario 1.

Allí nos esperaba la banda de Dave Matthew. Acompañado de un violín, saxo, bajo, batería, guitarra, etc, hizo que su 'jazz rock' fuese coreado por un gran número de asistentes.


Tocaba uno de los platos fuertes, Kaiser Chiefs. No podían defraudar. Un derroche de energía. Tanto que Richy Wilson tuvo un tropezón que le llevo al suelo y del que no pudo más que reírse. Era de esperar. No paró de saltar, subirse al andamio del escenario, correr hasta la mesa control y subirse a ella, tirarse al suelo a 'samplear'. Un derroche que contagió al público que no paró de corear éxitos cómo Every Day I Love You Less and Less, Ruby, I Predict a Riot o Modern Way. Por fin, el público salía de su estupor y daba muestras de tener sangre en sus venas.



Vestido con un traje rosa aparecía sobre el escenario el cantante de los míticos Jane's Addiction. Como precursores del rock alternativo y grupo de culto de los 90 hubo mucho público que superaba la treintena que ha asistido al BBK Live por tan solo verles a ello. No hubo un sonido excelente, pero las posturitas de estrella y los arreglos vocales de Perry Farrell, no dejaron indiferente a nadie. Final con un par de acústicas de un buen y correcto directo.

Para cerrar la noche Echo and the Bunnymen. Otra mítica banda de los 80 convertida en referente de muchos. Un concierto oscuro, tranquilo, profundo; donde Ian McCullonch, con cazadora de cuero, grandes gafas de sol y pegado a un cigarrillo dio un concierto medio, sin grandes alardes. Final del día un tanto insulso que no copaba las expectativas creadas .

Día 3 - Sábado

Llegamos con It Hugs Back tocando sus últimos acordes. Así que pasamos directamente a Cycle.

Pasaban las 18.00h del día más caluroso de todo el festival cuando el grupo madrileño hacía acto de presencia. Lástima que el turno de Cycle fuese tan pronto. De haber tocado con el sol puesto la sensación habría sido otra. Tras el atronador comienzo consiguieron que el público saliese de sus sombras a bailar los ritmos electropop de los que hacen gala. Su nuevo cantante logra que La China, espectacular con su vestido de rayas, quede algo eclipsada. Hecho que se agradece, pues sus aires de diva soez suelen terminar cansando. Impresionaba ver a toda esa gente votar con Confusion ante tanto calor.


Phenomenal Handclap Band. El toque retro setentero que faltaba en el festival. Psicodelia, con un poquito de funky y rock, no sonó mal. Animaba a seguir sus canciones, excepto si fijabas tu atención en las dos cantantes más sositas que he visto jamás. Terminamos por escucharlos desde la verde ladera que corona el recinto.

El joven y prometedor grupo británico Baddies me recordaron demasiado a Franz Ferdinand pero haciendo mucho más ruido; más cercanos quizás al punk de Joy Division. Pero eso es mucho decir. A estos jovenzuelos les queda todo por demostrar. Llegados como promesas, se van como vinieron, simples promesas que solo dejaron garra.

Una gran sorpresa fueron Asian Dub Foundation. No les había escuchado hasta entonces y la sorpresa fue mayúscula. Quedé impactado con la que llegaron a liar esta peculiar formación. La fusión de estilos de hip-hop, percusión étnica, reggae provocó un constante movimiento de la masa que duró hasta el final del concierto. Su objetivo era liarla y pasarlo bien, cosa que consiguieron con creces. No son mi estilo, pero es fácil reconocer cuando la gente se lo está pasando en grande.

Llegaban los platos fuertes del sábado. El primero Primal Scream. Al comienzo olvía a retumbar el bajo, pero el sonido poco a poco, se fue subsanando a medida que avanzaba el concierto "in crescendo" en ritmo y ambiente. Muchas expectativas se había creado para ver en directo a estos chicos pero éstas se fueron diluyendo a medida que sonaban las canciones de su último disco. Solo cuando sonaron sus himnos ‘Moving On Up‘, ‘Rocks‘, ‘Shoot Speed‘ o ‘Kill All Hippies‘ parecía que algo podría salvarse. Mero espejismo. Para mí, la decepción del festival.

Sin movernos del escenario esperaríamos a Placebo. Posiblemente el grupo que más gente movió al festival junto a Depeche Mode. Al igual que estos últimos, tuvieron la mejor puesta en escena tanto visual como de sonido. Comienzo espectacular, a gran nivel con las primeras canciones de su último disco 'Battle for the sun'. Canciones perfectas para abrir sus conciertos de esta gira y dejar los ánimos por la nubes. Geniales son 'For What It's Worth', 'Kitty Litter' o 'Astray Heart' donde todo el público coreaba su estribillo en español: '!Cenicerooo!' A partir de ahí, recuerdos para sus grandes éxitos. ‘Every You Every Me‘, ‘Black Eyed‘, ‘Special K‘, ‘The Never Ending Why‘, ‘Follow The Cops Back Home‘, ‘Song To Say Goodbye‘, ‘Meds‘ e ‘Infra-Red‘. Tras el bis, las imprescindibles ‘Bitter End‘ y ‘Taste In Men‘. Su sonido fue nítido, tanto el bajo de Stefan Olsdal como el de su nuevo jovencísimo batería Steve Forrest, y la voz única de Brian Molko simplemente perfecta.

Desde un punto de vista personal, fue el concierto más completo. Buen sonido, buenas canciones y por fin, una comunión entre grupo y público que estuvo ausente en prácticamente todo el festival. Echamos de menos alguna canción más. Quizás por eso no nos fuimos con la sensación de haber asistido a algo grande.

Ya quedaban pocas horas. Solo faltaba la electrónica de Fischerspooner. Como poco resultaron sorprendentes. Más que a su música, merece la pena atender a la performance que acompaña a cada una de sus canciones. Más que nada porque su música poco gustó, solo habría que destacar al final cuando sonó 'Emerge', el éxito que les hizo famosos. De hecho, recibieron algún que otro abucheo e incluso alguna espantada inicial. Pero los muchos que nos quedamos disfrutamos de una especie de teatro consistente en cuatro bailarinas que seguían las coreografías de cada canción con movimientos espasmódicos y robóticos, un escenario futurista de espejos, biombos y mucha ropa, y un Casey muy hablador explicando cada canción e intención arrojando pluma con cada palabra. Un espectáculo divertido que acabaría con la gente sonriendo y pidiendo una más.

Fin del BBK Live 2009. Un buen cartel, un bonito paraje, un sonido mejorable en bastantes ocasiones, un público frío, problemas organizativos de autobuses y venta de tickets que se fueron subsanando con el tiempo,... Pero cuando hay buena música y buena gente todo termina saliendo bien. Un festival notable. Si la crisis lo permite y nos conceden acreditación, hasta el próximo año.



Todas las fotos AQUÍ.


Galoagui

3 comentarios:

lorena dijo...

gracias por publicarlo... las fotos... todo... !!! menudos personajes... a mí me encantó el festival me pareció una pasada el ambiente... yo tuve mejor suerte con la organización quizá... y la ubicación en los conciertos favorecía mucho el sonido también la verdad....
besos...

Galoagui dijo...

Gracias Lorena por tu comentario. A mi también me gustó el festival, pero creo que le faltó una chispita. Pero en general, bastante bien.
Se agradece que no estuviera tan masificado como otras veces para poder situarse lo mejor posible.

Por cierto, nos conocemos?

Gracias por leerlos y más por escribirnos.

Hasta la próxima

lorena dijo...

...os he visto en myspace... jeje.... ahora os añado...