Síguenos en Facebook Favorites

15 oct. 2009


Martes electrónico con The Requester + Mendetz

Puede parecer que un martes no es el día más adecuado para pegarse una sesión electrónica.
Cómo digo, puede parecer.

Podría parecerlo cuando te acercas a la Heineken y te encuentras una sala medio vacía a la espera de que un sintetizador comience a sonar. De repente, Sidechains y D.A.R.Y.L., componentes del dúo The Requesters, daban comienzo a su sesión con una base de The Jackson Five. Recuperando estilos de los 90 como el mejor eurobeat o el big beat no consiguieron sacar a la pista de baile más que a unos muy pocos asistentes. Algo más de entusiasmo se percibiría al llegar versiones de temas conocidos como el “Hallelujah” de The Happy Mondays o el “Renegade Master” de Wildchild más conocida por la mezcla de Fatboy Slim. Un recuerdo al sonido sintetizado de los 90, que no centró la atención del público más que al final de su actuación. Justo a tiempo para preparar el cuerpo para el cabeza de cartel.

Para no dejar ese aire retro traído por The Requesters, tocaba el turno al estilo ochentero de Mendetz, aumentado con un flotador de colores, con palmeras de plástico y una foto de Rick Moranis. Un cuarteto de batería, bajo, guitarra y teclado, todo ello completamente sintetizado, nos hacen embarcar en un viaje de sonidos electrónicos a años atrás. Un viaje al pasado que tan de moda está hoy en día.

"Nos gusta demasiado tocar en Madrid" De este modo, se presentaba Stefano Macarrone (guitarra y voz) a Madrid. Continuó con "Gracias por venir y hacer que un martes parezca un viernes”. Pero, era martes...

Problemas con el sonido de las voces no ayudaba a calentar a un público que no terminaba de cuajar. Sonido que tardaría demasiado en subsanarse oyéndose algunas quejas desde el fondo de la sala.

Pero ese calor iría poco a poco llegando a medida que se aproximaban los temas con los que han alcanzado el éxito. “Flashback” , “Wolfdance”, “Souvenir” y el aclamadísimo “Futuresex” al que todos acompañamos al grito de ORGASMATRÓN!

A este subidón final habría que añadir su ya típico cierre de conciertos con la versión de "Free from desire", de Gala. Ingrediente perfecto para adornar esta noche de electrónica retro que no pintaba demasiado bien. Quizás porque era martes.


Alberto GL
Fotos: Mercedes Hausmann

0 comentarios: