Síguenos en Facebook Favorites

11 mar. 2010


Escalada hacia la cumbre de Havalina


Por Alberto GL

Llevaba mucho tiempo esperando volver a ver a este peculiar grupo, único en el ambiente más indie, lleno de potencia y buenas canciones. Un grupo que hace más de un año me dejaba boquiabierto cuando en una pequeña sala cercana a la plaza del carmen en pleno centro de Madrid, daba un corto concierto que se hacía cada vez más grande cuantas más canciones se tocaban. No eran otros que Havalina.

Tras la larga espera, el momento de volver a disfrutar de este trío formado por Manu Cabezalí (voz y guitarra), Javier Couceiro (batería) e Ignacio Celma (bajo, coros) había llegado. Ahora a lo grande. Una buena sala como la Caracol, con una aceptable puesta en escena llena de videoproyecciones y juegos de luces, daría cobijo a Havalina, que estarían arropados por los jóvenes Autumn Comets.

Son varias las ocasiones en las que he podido escuchar el directo el rock-folk de Autumn Comets. Y en todas ellas siempre han habido problemas. Siguen los conciertos y siguen habiendo problemas de sonido, equivocaciones, o mala acústica. En este día se produjeron todos esos errores a los que hay que sumar que la voz del cantante nunca fue nítida y que el repertorio elegido era bastante mejorable. Dejaron en el olvido buenas canciones de su cuidado, aunque insípido, único disco e incluyeron nuevos temas que no recalaron demasiado en los pocos asistentes que apenas llegaban a llenar media sala; a excepción de un joven rubio con camisa de rayas que movía su cuerpo tres veces más veloz que el compás de la música.

Siempre me sorprende ver que el lugar protagonista de la banda, justo el centro, lo toma el guitarrista quedando a los lados las dos voces del grupo. Seguro que hay una explicación para esto, pero no deja de llamarme la atención como la cabeza del público va de un lado a otro en busca de las voces saltándose los contoneos del guitarrista que pueden llegar a ser más interesantes que el concierto en sí.

De igual forma me sorprende la manera de alargar el concierto dejando hablar al extremadamente 'pelotari' (por pelota) bajista, que no hizo otra cosa que dar mil gracias a Havalina por la oportunidad. Incluso llego a pedir que en lugar de comprar su disco, se comprase el de los havalinos. Lo cierto es que o le falta razón. No fue la mejor noche de los cometas de otoño. Habrá que esperar a darles otra oportunidad, aunque ya empiezan a ser demasiadas.

La mayor sorpresa se produjo cuando al terminar esta primera parte de la noche me giro en busca de una mal llamada cerveza y observo una sala abarrotada. Toda esa gente estaba allí para disfrutar de Havalina. En cierto modo, es reconfortante comprobar que has apostado por un grupo y con el tiempo y mucho trabajo los ves evolucionar y crecer cada vez más. A mi memoria solo venían imágenes de aquella noche en la sala Boite. Imágenes que me provocaba una malévola sonrisa entre la que se me escapaba un susurro que decía: lo sabía, lo sabía.

En el caso de que algún neófito o escéptico pasase por allí pronto olvidaría cualquier duda cuando el concierto dio comienzo con tres auténticos cañonazos de su último disco. Sueños de esquimal, Agosto en Bogotá e Imperfección (canción que da nombre a su último disco) era la triada perfecta para exaltar el ánimo a toda la sala. Lástima que la voz de Manu, alma de Havalina, no se escuchase con toda la nitidez que habría sido de esperar. Para quien no conociese sus letras se les haría complicado seguirlas. Algo que sería una constante durante todo el concierto. La única pega que se lo podría poner.



Tras Miedo al agua viajaron en el tiempo hasta Junio, su anterior trabajo. Sólo pienso en mí y Dónde irán nos mostraría que este último discazo no ha sido una casualidad, reinventando estas canciones de hace 5 años que suenan a hoy. Pero no se quedaron ahí. Fueron más lejos aún para tocar In The Center of This Town, composición de cuando la formación se llamaba Havalina Bleu y Charlie Bautista (Sunday Drivers, Russian Red, Amigos Imaginarios, etc...) formaba parte del grupo.

Llegado a este punto el público se quedo algo frío, quizás por ser el turno de las canciones menos conocidas. Así que, qué mejor forma de volver a centrar la atención del público que tocar algo nuevo. Hojas Secas sería la novedad del concierto, que formará parte de su próximo disco que probablemente vea la luz el próximo año.

Hojas Secas sigue la línea de Imperfección convirtiéndose así en el nexo de unión perfecto para volver al actual trabajo con Lejos de tu cama y la apoteósica y aclamadísima Incursiones.


Incursiones puede resumir el sonido Havalina. Un estruendo de guitarra tocada con la maestría de los dedos de Manu, letras cargadas de sexo y sensualidad y un ritmo alocado que logra mover a toda la platea al unísono.

Todavía quedaba alguna sorpresa. Ya le habíamos visto entre el público junto a Nahum, antiguo bajista de Havalina. Así que no nos sorprendió demasiado ver a Pucho, voz de Vetusta Morla, encaramarse a lo alto del escenario para cantar junto a Manu, Junio.

Se acercaba el final y todavía había espacio para sorprendernos a todos. Lo conseguirían con una excepcional versión de Iron Man (Black Sabbath), dejando claro lo cerca que están de sonidos más duros que el indie al que estamos acostumbrados. Un sonido diferente que les hace ser lo especiales que son, a medio camino del rock oscuro más clásico y un ligero toque pop que les hace únicos.

Nos decían adiós, pero todos sabíamos que todavía quedaba más. Una prometedora vuelta con Septiembre y A golpe de bisturí, hacían presagiar lo que muchas voces ya aclamaban. Quizás el momento de mayor clímax que se pudo alcanzar esta noche, fue con la enorme Desispiración. Increíble solo de Manu de más de 6 minutos que nos dejó a todos estupefactos. Tema con el que se suelen cerrar sus conciertos, pero que el clamor popular consiguió evitar. En esta ocasión sería Tus Huesos, la que cerraría las dos horas de concierto.

Dos horas de un muy buen concierto. Un concierto a la altura de lo que Havalina se merece.

Hace pocos días leía unos párrafos de Manu donde escribía sobre la hipocresía en la música. Sobre lo fácil que llegan los halagos y lo distinta que puede ser la realidad. Sobre como un día tienes una sala llena y al día siguiente tocas en otra donde no te llega para cubrir gastos. El concierto del pasado jueves debe servir como muestra de lo lejos que pueden llegar. Su confirmación como un gran grupo ha llegado. Y eso, siendo en Madrid, es decir mucho. Era de esperar.

Setlist:

1. Sueños de esquimal
2. Agosto en Bogotá
3. Imperfección
4. Miedo al agua
5. Sólo pienso en mí
6. 6:00 AM
7. Dónde irán
8. Sórdido
9. In The Center of This Old Town
10. Las hojas secas
11. Lejos de tu cama
12. Incursiones
13. Junio (con Pucho de Vetusta Morla)
14. Iron Man (Black Sabbath cover)

Bis:
1. Septiembre
2. A golpe de bisturí
3. Desinspiración
4. Tus huesos

www.myspace.com/havalina

13 comentarios:

Galita dijo...

Jo, cuanto siento habérmelo perdido. Los directos de Havalina siempre son geniales.

Anónimo dijo...

Como neófito :) he de decir que fue un gran concierto. Fueron dos horas y se me pasaron volando!

Iván

Anónimo dijo...

no lo vi igual que tu

iñaki dijo...

La disposición de autumn Comets en el escenario fue debido a no entorpecer la disposición en el escenario de Havalina. Solo eso!

Galoagui dijo...

HOla Iñaki. No es la primera vez que veo a los Autumn con esa disposición. Es posible, que en las dos ocasiones fuese ese el motivo. Pero no deja de llamarme la atención.

Anónimo, siéntete libre de contarnos cómo fue para ti. Cuantas más diferentes perspectivas mejor.

Gracias a todos por leernos y más por escribirnos.

Alberto.

Anónimo dijo...

yo me pregunto que importancia tiene la disposición en el escenario, digo yo que cuanto mas grande el grupo mas complicado será. Me gustaron bastante como teloneros de havalina, abrieron bien el concierto, a pesar de los problemas que creo que resolvieron bastante bien

Lucía dijo...

Buena y completa critica del concierto, sobre todo por el setlist, que lo andaba buscando.

Respecto a lo del grupo telonero, estoy en desacuerdo con lo que decis, les descubri ese día y quede realmente sorprendida con el talento de esos chavales, y no vi por ningun lado tanto fallo tecnico. Aunque no se como serían los otros conciertos, para mi este lo bordaron y cuentan con una nueva admiradora. Donde puedo encontrar algun disco suyo?

Anónimo dijo...

Hola Lucía, nuestro disco está disponible en www.estoescasa.com y en Mayo grabamos el segundo. En nuestro facebook y myspace podrás estar atenta a cualquier novedad. Gracias!


Pablo

Galita dijo...

Pues yo lo compré en Fnac!!

emilio dijo...

que fuerte lo del guitarra en el centro..que va a ser lo siguiente...¿que cante el bateria?.

Galita dijo...

Jajaja, pues yo juraría que eso ya lo he visto...

Galoagui dijo...

No es muy complicado encontrar el disco. Compradlo y decidnos qué os ha parecido.

Seguro que estos chicos vuelve a tener la oportunidad de sacarnos del error. ¡Que así sea!

Si os ha parecido esta crónica controvertida no os perdáis la de The Cranberries de anoche.

Por cierto, cómo mola el batería cantante de The Right Ons

Nos vemos en el próximo concierto de lo Autumn Comets o cualquier otro ;-)

Anónimo dijo...

Esos vendediscos atento a las fans!! Llegaréis lejos!