Síguenos en Facebook Favorites

22 mar. 2010


Huracán Florence

Por Iván Maestro

Quién: Florence and The Machine + Sian Alice Group
Cuándo: 15 de marzo de 2010
Dónde: Madrid, Sala Heineken

Con las entradas agotadas con más de un mes de antelación, llegó a Madrid la londinense Florence Welch junto a su grupo The Machine, tras su paso por Barcelona. Parte del público era inglés, lo que quizá explique el “sold out”; en España apenas ha recibido ningún tipo de publicidad ni promoción, a pesar de ser el último gran éxito en UK. En fin, Spain is different.

Como teloneros se presentaron los también londinenses Sian Alice Group, muy en la onda de Florence, ya que consistía en un grupo con chica (muy guapa) al frente haciendo percusiones. Música post-rock con toques experimentales que gustó bastante. A destacar por ejemplo Close To The Ground. Estarán de nuevo junto a Florence en el Primavera Sound.

Durante el descanso pudimos deleitarnos con un florido escenario con reminiscencias al videoclip de Rabbit Heart y un telón de fondo sacado de la portada de Lungs, el fantástico álbum de debut de Florence. Y media hora más tarde se desató el huracán.

El concierto empezó a todo gas con la aulladora Howl y la espídica Kiss With A Fist, perfectamente acompañadas por una Machine formada por teclado, batería, guitarra, bajo, una soberbia arpa y ventilador constante. Florence hacía su aparición ataviada con un vestido vintage negro (gracias Patri) y unos zapatos que se quitaría a los cinco minutos para seguir descalza hasta el final de la noche.

Poco a poco fue desgranando las canciones de Lungs, aparte de incluir la novedad Hardest Of Hearts. Un público encantado coreaba todas las canciones. Nadie escapó al embrujo de Florence. Bueno, quizá si se escapó una modernilla y borracha tía petarda que, durante la fantástica Cosmic Love se introdujo hasta la primera fila, y que amablemente fue echada a patadas. Sí, yo la dejé pasar, pero aguántala tú diez minutos al lado…

Durante la hora y cuarto de concierto incluso las canciones más flojas del disco sonaron bien y engancharon. Y Florence sorprendió, ya que en vez de ceñirse a la estructura de la versión de estudio de las canciones, metía muchísimos cambios, bajando el tono de alguna estrofa, alargando las partes musicales, aporreando el bombo o metiendo berridos mientras bailaba de un lado a otro del escenario. Como ejemplo basta ver lo que hizo con Drumming Song.





Florence estaba encantada. Haciendo uso del spanglish dijo “lo siento” para expresar que sentía el calor del público, explicando que sabe lo que significa en español pero que en realidad quería expresar un “I feel it”. También presentó a sus padres, que disfrutaban del espectáculo desde la parte alta de la sala.

Y así llegó la recta final, donde Florence y el público enloqueció con Dog Days Are Over (siguiendo sus indicaciones “Uno dos tres, Vamos”) y los bises You’ve Got The Love y el apoteósico Rabbit Heart (Raise It Up) con conejo de peluche al hombro. Tanto ella como la pista no pararon de saltar y cantar.




La señorita Welch demostró la confianza que ha cogido sobre el escenario. Nada tuvo que ver este concierto con el que se puede ver en su página web de hace unos meses. A lo largo de su gira el espectáculo ha evolucionado a mejor. Es genial ver artistas nuevos de tanta calidad y con tanta fuerza y ganas, cuando ellos mismo están descubriendo las posibilidades de sus canciones. Hay originalidad y frescura y dejan todo en el escenario (algo radicalmente distinto del conformismo y apatía de algunos artistas ya consagrados estilo The Cranberries). Y lo más importante, todavía permanece humilde, como demostraba su sonrisa al escuchar cantar al público.


Florence me recordaba sobre el escenario a la actitud de una Alanis primeriza y al vozarrón de una Sinéad también primeriza. Esperemos que sepa envejecer mejor que ellas.

Lo mejor: Florence. Menudo torrente de voz.
Lo peor: que no tocasen la vengativa Girl With One Eye.

Setlist:

1 comentarios:

Patricia dijo...

Gracias a tí, Ivan, por descubrirme, una vez más, una cantante que vale tanto la pena... Eres mi gurú musical!!! Qué grande es Florence!!!