Síguenos en Facebook Favorites

7 mar. 2010


Madrid se rinde a L.A.

Por Carol Toledano


Larga fue la espera, pero finalmente llegó el momento de volver a disfrutar de los tremendos L.A. en directo, y es que L.A. ya no es solo Luis Albert Segura, L.A. es mucho más, y nos lo recordaron a algunos y se lo demostraron a otros, el pasado jueves 25 en la sala Caracol de Madrid.


Sin teloneros, y con una sala abarrotada (incluido algún famosillo entre el público) L.A. hizo su aparición bajo la banda sonora de Jurasic Park, muy apropiada para recibir a estos monstruos musicales.

Heavenly Hell, tema que da nombre a su último disco, iniciaba un tremendísimo concierto, en el que no pudimos evitar notar que desde el comienzo la voz de Luis Albert quedaba un poco eclipsada por el alto volumen de los instrumentos, aunque esto no llegó a ser un gran problema para disfrutar de la actuación.

Close to You y Perfect Combination continuaron calentando el corazón de los presentes, que pudimos descubrir como los temas, sin perder su esencia, eran reinventados sobre el escenario.

Movie Star
, uno de esos viejos temas cuya reedición reivindican fans de toda España, y que se está convirtiendo en una habitual de su repertorio, era nuevamente interpretada dejando al público madrileño extasiado.

Llegaba ahora el turno de una de esas canciones de "siempre" que el público disfruta como si llevaramos toda la vida escuchando. Era Crystal Clear. Para "reinventar" esta canción eligió un método que explotó al menos una vez más, y que demostró el éxito de la fórmula. Comienzo acústico, íntimo, personal, que explota en el momento exacto con las guitarras eléctricas, batería, bajo.

Con el público en el bolsillo, Luis Albert no dejaba de saludar tímidamente al respetable que rompía en gritos y silbidos de emoción, cuando, diferente pero igual comenzaron a sonar los acordes de Elizabeth.

Aplausos y silbidos era lo que los chicos de L.A. tenían por toda respuesta al concierto que estaban ofreciendo. Pero aún no estábamos en el ecuador de la noche, y daba comienzo la genial Evening Love, que puso a todos los presentes a saltar y bailar.

Llegaba el turno de otra de esas joyas encerradas en uno de sus discos anteriores, también una habitual en sus actuaciones: What I'm fighting for, que repitió la fórmula acústico más explosión sonora con gran éxito.

Ahora sí llegabamos a la mitad del concierto, y lo hacíamos con el single presentación del disco y por supuesto una de las favoritas del público: Hands.



Con el corazón exaltado, hacíamos un parón en sus canciones conocidas para escuchar una "nueva" que alguién sugirió ser una versión de Pearl Jam ¿?

So dramatic, también de sus trabajos anteriores, The Sweetest Goodbye y Microphones and Medicines, canción que cierra el disco, daban por finalizado el concierto, al menos antes del primer bis, que fue requerido con ansia por el público, hasta que el grupo volvió a pisar el escenario con dos versiones: About July, más relajada, y Girls just want to have fun, frenética, que dejaron al público eufórico.


El grupo volvió a dejar el escenario para tomarse un par de minutos de descanso, y en parte haciendo creer al público que era el final del concierto hasta que un tic-tac empezó a sonar en la sala... La gente comenzó a gritar y a reclamar al grupo, que salió sonriente. Mientras Luis Albert se tomaba su tiempo para afinar su guitarra el público se calentaba más y más con cada tic-tac. Por fin, los acordes de Stop the Clocks comenzaron a sonar y el público comenzó a cantar a la par que Luis, que inevitablemente calló un par de veces para dar a sus fans el protagonismo. Apoteósica interpretación de el tema final del concierto que terminó con un eufórico Luis tomando un par de baquetas y tocando a cuatro manos con el batería.

Luis Albert, Pep, Angel, Toni y Carlos abandonaron el escenario de la Sala Caracol bajo una gran ovación de un público más que satisfecho y feliz, que se marcharon con la esperanza de que el próximo encuentro no se haga esperar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

crean un ambiente único, te hacen vibrar,son expectaculares espero q sigan triunfando asi..y q nos sigan poniendo los pelos de punta en cada concierto.felicidades por los exitos hasta pronto!!dew muaks

El jodido cónsul dijo...

Grandísima crónica... Me has refrescado la memoria porque ya no me acordaba de algunas cosas...

Y grandísimo concierto, estos chicos no defraudan :)