Síguenos en Facebook Favorites

2 nov. 2010


We Love L.A. even in the Heavenly Hell

Por Carol Toledano

Ya hace más de un año que Heavenly Hell llegaba a nuestras vidas y desde entonces, LA no ha parado ni un segundo de darlo a conocer por todo nuestro país. Y hace también, poco más de un año, que veíamos a este grupo sobre el mismo escenario que hoy os contamos, con las mismas ilusiones, quizás, pero más tímidos e inseguros. Mucho ha llovido desde entonces para todos, y en este año, L.A. se ha visto recibido de brazos abiertos en cada rincón de este país donde ha tenido oportunidad de tocar; probablemente no se imaginó que lo que entonces le parecían unas pocas docenas de fans, hoy se han convertido en miles, y quien sabe si el año que viene serán unos cuantos cientos de miles...

Aunque ya tuvimos más que un aperitivo con el acústico en solitario que Luis Albert ofreció a finales de septiembre en el Hard Rock Café de Madrid, no estábamos dispuestos a perdernos la oportunidad de volver a ver a la banda al completo, ya consolidada, y cuya energía es la razón de que se hayan ganado al público de toda España directo tras directo.

Horas antes del concierto, el pasado Jueves en la sala Joy Eslava, el grupo anunciaba por Facebook que habría sorpresas, así que ante un evento tan esperado, y semejante anuncio, las expectativas se acrecentaban cada vez más. En cualquier caso, con o sin sorpresas, el espectáculo estaba asegurado, a pesar de que el lugar no acompañase a ello.

Tras un previo, en un Madrid que siempre está en constante ebullición, y parada, a estas alturas, ya casi obligatoria, por el stand del merchandise a la entrada de la Joy, accedemos a la pista dispuestos a tomar buenas posiciones en una sala que comenzaba a llenarse.

Con cierto retraso anunciado y ya rebosante de fans, Luis Albert, seguido de Pep, Carlos, Angel y Toni hacen aparición en el escenario, y sin mediar palabra y entre aplausos y silbidos comienzan a tocar los acordes de Microphones & Medicines... Heavenly Hell, Close to you, Perfect Combination, What I'm fighting for? Elizabeth, Hands, So Dramatic, Morning Star y otras tantas canciones incluidas en el último disco y en los anteriores trabajos de Luis Albert e incluso alguna versión como el Wicked Game de Chris Isaak son coreadas y disfrutadas sin tregua por un público que siempre acaba rendido a sus pies.

Pero prometieron sorpresas, y las hubo, tales como que el concierto se retransmitía en directo por Radio 3, o la colaboración de Jesús Antúnez, batería de Dover en el tema Crystal Clear. Y como colofón, la aparición de Mai Meneses de Nena Daconte para interpretar junto a Luis "Tesoros" de Antonio Vega, versionada recientemente por ambos para un disco homenaje al cantautor. Interesante ver a Luis Albert cantando en español...


Reinventando como lo hacen cada canción, no se puede decir que un concierto de L.A. sea igual a otro pues cada uno se convierte en una nueva gran experiencia. Pero, a pesar de que siempre disfrutamos de su música, no es oro todo lo que reluce; en una sala cuya acústica parece casi de chiste, la voz de Luis quedaba rota en algunos momentos, y las guitarras, parecían perder todo respeto por el público, sumado esto, a que parece que dos largos años de continuo movimiento empiezan a menguar la energía del grupo, una quizá casi inapreciable desconexión con el público sobrevolaba nuestras cabezas, pues no noté la misma química que vivimos en Febrero en la sala Caracol. Obviamente, puede que solo sea una serie de catastróficas casualidades.

En cualquier caso, y siempre a la espera de que por fin nos sorprendan con la noticia de un nuevo disco, no dejaremos de seguir buscando esa química grupo-público que hemos encontrado en el 99.99% de sus conciertos, porque "We just wanna have fun and We Love L.A. even in the Heavenly Hell".

Foto: Jaime Latorre
Fotos y vídeo: Carol Toledano

0 comentarios: