Síguenos en Facebook Favorites

1 abr. 2011


L.A. Never Fails

Por Carol Toledano

Últimamente, la pregunta musical que más me repiten es ¿para cuando nuevo disco de L.A.?

Cómo no soy adivina pero sí curiosa por naturaleza, no tardamos en hacernos eco de la noticia de que el grupo estaba metido en el estudio con material nuevo; así que cuando nos enteramos de que la famosa sala Moby Dick de Madrid celebraba su 18 aniversario por todo lo alto con la visita del grupo mallorquín, que escondía en la manga la promesa de sorpresas en el concierto, no dudamos ni un segundo en acudir a descubrirlas.

 

Con el cartel de "Sold out" colgado y un imperativo interés por conocer lo que nos aguardaba llegábamos a una rebosante sala con muchas caras conocidas entre el público (los fans de LA ya parecemos una gran familia), muchas risas, como todo buen concierto se merece y sobre todo muchas ganas de pasarlo bien.

Gratamente puntuales, el grupo sale a escena bajo vítores y aplausos (y muchos flashes) y antes de que nadie pueda decir esta copa es mía, nos sorprenden con cuatro temas nuevos que dejan estupefacto al personal.


Siguiendo en su línea rockera y cantando en inglés, por supuesto, las nuevas canciones son recibidas por el público con los brazos abiertos, augurio de que repetirán éxito con su próximo disco.

Con el ambiente ya caliente, los acordes de Hands empiezan a sonar encabritando a los fans, y tras él, temas que ya se han convertido en los favoritos de mucha gente como Close to You, Perfect Combination, Crystal Clear, Elizabeth, la versionada Wicked Game o incluso el "viejo" tema So Dramatic, que si no entendí mal estará incluido en su nuevo trabajo.


Stop the Clocks sería la encargada de dar paso al final del primer acto, y así, con toda la banda fuera del escenario, Luis Albert sube acompañado tan solo de su guitarra para tocarnos la última de sus sorpresas: Never Fails.


Microphones and Medicines y The Sweetest Goodbye se encargaban de darnos lo que fue sin duda una dulce despedida para un gran concierto.

En esta ocasión nos los encontramos con energías renovadas, exprimiendo su espíritu más rockero y consiguiendo lo que siempre consiguen, que cada directo sea una experiencia única e irrepetible.


Así que, ya llenando la agenda musical de primavera-verano (su próxima cita en la capital es el Dcode) en la que sin duda tendremos oportunidad de escuchar más de su próximo trabajo, nos despedimos de Luis Albert y "Los Ángeles" con la esperanza de ver el nuevo disco este otoño, tal y como ellos mismos nos comentaron tras el concierto.

Y tú, ¿will Fail?


8 comentarios:

Galoagui dijo...

A por el nuevo. Dificil que pueda estar a la altura. Malas experiencias tengo de trabajos que se sacan tan rápidamente.

Ojalá me equivoque!

Tiene pinta de haber sido muy buen concierto.

Próxima parada Dcode.

Galita dijo...

Lo nuevo sonaba bastante a la altura, y rápido...tampoco ha sido, llevamos dos añitos esperando!

segundo dijo...

A mi me gustó el concierto. Bastante más que el de la Joy de unos meses...También es verdad que me gustó más la sala, que se oía mejor, que esta vez ya me conocía muchas de las canciones, y que lo vi en primera fila. Pero me gustó.

Sólo tengo alguna duda (posiblemente infundada) sobre si les hacen falta 3 guitarras.

A ver que tal el segundo disco (este y el de Vetusta) ...
Es verdad que cuando el primero gusta mucho y el segundo se hace con prisa suele decepcionar pero lo nuevo que oímos sonaba bastante bien. Les auguro un buen futuro (a ambos).

Hasta el siguiente!

Galoagui dijo...

Dos años esperando? eso es estar esperando desde el mismo momento que salió Heavenly Hell. eso sí qué es exigencia! Un disco hecho en medio de intensa gira, no va a tener el mismo resultado que uno que lleva años fraguándose con canciones que se han ido cuidando y creando durante muchos años.

Ejemplo de ello es esta versión del 2007 de perfect combination. Es una segunda versión de las once que se hicieron. Minuto 22.05

http://www.rtve.es/noticias/20110308/hoy-programa/415045.shtml

Ojalá me equivoque porque me parecen geniales. Pero Heavenly Hell es muy bueno, y va a ser díficil estar a la altura. Mirad Catpeople.

Galita dijo...

Vale, dos años es exagerar mucha la espera. Pero estar hecho en medio de la gira no tiene porque quitarle calidad.
El disco ha mejorado muchísimo en estos dos años. Y hay versiones en directo que han sonado mejor incluso que en el disco.
Además, que digo yo que estos dos años de experiencia, tendrán mucho peso sobre el nuevo trabajo.

Obviamente es difícil superar un disco que es prácticamente perfecto de principio a fin, pero eso no quiere decir que el nuevo no esté a la altura.

En cualquier caso hasta que lo oigamos no saldremos de dudas.

Lo de Catpeople, es caso a parte, no he escuchado el disco nuevo entero, pero directamente han "variado" su estilo, así que lo que haya salido queda a merced de los gustos.

Salu2!

Ivan dijo...

No, I won't fail! :) Perfecto resumen! Yo también disfruté más este concierto que el de la Joy.

Las nuevas canciones sonaron genial, así que tengamos un poco de fe en Lluis Albert, no?

Galita dijo...

Di que sí Iván, yo tengo fe! :-D

Galoagui dijo...

Siempre será por gustos. Seguro que si buscais encontráis alguien que os dice que Heavenly Hell es una castaña pilonga y otros dirán que lo último de Catpeople es una obra maestra.

Desde mi punto de vista, y opinión personal, temo que no va a ser lo mismo, más que nada por el tiempo dedicado a cada canción. Ojalá me equivoque, porque como sabéis, me encanta L.A.!