Síguenos en Facebook Favorites

26 abr. 2011


Los hermanos de las Antípodas

Por Iván Maestro

Quién: Angus and Julia Stone
Cuándo: 24 de abril de 2011
Dónde: Madrid, Ramdall Music Live

El mejor broche para unos días de fiesta es terminar con un buen concierto. El pasado domingo de resurrección se pasaron por nuestra ciudad los hermanos Angus y Julia Stone, oriundos de Australia y que visitan nuestro país por segunda vez dentro de la gira mundial tras la publicación de su segundo álbum Down The Way, continuación del emotivo A Book Like This y de varios EP.

Lo más destacable es la inclusión de Barcelona y Madrid dentro de su gira, ya que este segundo disco no ha sido publicado en España y el grupo es totalmente desconocido aquí. Yo tuve la suerte de verles hace un par de años como teloneros de la hermanísima Martha Wainwright y se ganaron un hueco en mi corazoncito.


Era mi primera visita a la sala Ramdall y la verdad, espero no tener que volver. Un escenario demasiado bajo, con una ubicación más rara que en La Riviera, dos columnas a traición y una sala, para que negarlo, simplemente fea, le quitaron algo de encanto a la noche. Para calentar motores (aunque la gente estaba sentada en el suelo esperando) estuvo de telonero un tal Steve Myth que nos mantuvo entretenidos.

Y acto seguido saltaron a la palestra los hermanos Stone, ella con un sencillo vestido blanco y él prácticamente ocultando su cara tras una gorra y un pelo y barbas enormes que se confundían ente sí. La sala estaba ya llena con gran parte del público extranjero (se escuchaba hablar más inglés que castellano) lo que explica que se agotasen las entradas.


Durante todo el concierto se mostraron muy humildes, con tímidas sonrisas, y se les veía a gusto, especialmente cuando el público coreábamos las canciones. ¡Daban ganas de llevártelos a casa! Estaban acompañados, en un respetuoso segundo plano, por un bajo, un batería y una chica al chelo y teclados. Por su parte, Angus tocó principalmente la guitarra y la armónica y Julia el teclado, guitarra, armónica y una fantástica trompeta que arrancó gritos de entusiasmo.


Poco a poco fueron desgranando su segundo álbum, con canciones que sonaron magníficamente animadas en directo, como Hold On, Black Crow, And The Boys y la curradísima Yellow Brick Road. Angus y Julia se iban turnando a las voces, como en sus discos, además de hacerse mutuamente unos coros perfectamente compenetrados. Las canciones más ovacionadas fueron Big Jet Plane (con ésta Angus nos pedía que siguiésemos cantando el estribillo), Just A Boy, Mango Tree y You’re The One That I Want, la peculiar versión de Julia del clásico de Grease.


Tras despedirse, y a pesar de que la sala había encendido las luces y puesto hilo musical, los gritos del público consiguieron que volviesen al escenario, para presentar una canción inédita y un par de canciones más, cerrando una actuación mágica y llena de sentimiento.



Y yo me pregunto: ¿qué hace que un disco de folk pop tranquilote te apasione (en mi caso los de Angus y Julia) y en cambio otro te aburra hasta la nausea (también en mi caso, y por poner un ejemplo, el de la sosaina Laura Marling)? ¿Dependerá del estado anímico en que te encuentres la primera vez que lo escuches? ¿Dependerá de si tu cuerpo está en modo sábado noche o en domingo tarde?

Lo mejor: la sencillez de los siblings australianos
Lo peor: la sala Ramdall

Setlist (aunque no sonaron en ese orden):


Encore:
Una canción nueva que habían compuesto hace unas semanas, según explicaron.
Hush
Mango Tree

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ay, si no fuera porque la voz de ella es como la de una niña a la que la han dejado sin merienda...
Pero estupendamente contado, en cualqueir caso :-)

Ivan dijo...

Ay Isabelita, como nos vamos conociendo... :D mil gracias again.

Poor julia... pues a mi me encanta su voz, así como quebrada..