Síguenos en Facebook Favorites

20 abr. 2011


Maika Makovski, viaje a las entrañas

Por Alberto García

La primera vez que tuve frente a mí a Maika fue en el subsuelo de un pequeño bar madrileño. Aquel día, solo le acompañaba su guitarra y una voz que me dejó estupefacto nada más comenzar. ¿Pero esto qué es? ¿De donde ha salido esta voz? Tan solo fueron cuatro canciones, más que suficientes. Suficientes para quedarme con la miel en los labios, ansioso de escuchar más de esos ritmos desgarrados, oscuros, sucios. Solo fue un aperitivo, y necesitaba un buen atracón de esa mezcla de perversa pasión.




Casi un año después, volvía a aparecer la oportunidad. En esta ocasión ya no estaba sola. Acompañada de toda la banda mostraban al público madrileño parte de su gira actual que tan buenas críticas le ha granjeado. ¿Llegaría a alcanzarse la sensación de estar ante algo único como la anterior vez?

Se oscurece la sala, el escenario se tiñe de rojo, y ahí aparecen los cuatro, con Maika a la guitarra que tiene grabadas sus siglas (MKMK). Son los acordes que abren el disco los que dan comienzo al concierto. Game of Doses, nos sumerge en esos sonidos americanos zigzagueantes, que nos traslada de un lado a otro por un desértico paraje.

 

Los sonidos rockeros va inundando la sala. Comprendo las comparaciones con PJ Harvey. Algunas de sus canciones que nos recuerdan a PJ, pese a que Maika no la tenga entre sus influencias, son las de su último disco, ¿casualidad que sea donde ha participado John Parish?

Pero el concierto es mucho más. Está repleto de matices y cambios de estilo. Pasamos del rockabilly al Rock and Roll más desenfrenado; del folk americano al rock más pop, pero sin dejar jamás las guitarras distorsionadas, o un teclado enloquecedor, siempre predominando una voz que cautiva. 



Hay complicidad, sonrisas, agradecimientos… Canciones dedicadas a todos “los cabrones y a las golfas” (The bastard and the tramp), contestadas con más sonrisas cómplices y miradas pícaras.

Hay tiempo para que Maika se quede sola en el escenario y deje el bello de punta con unos agudos que arranca los aplausos del público. ¡Qué manera de cantar! ¡Qué sonido! Siempre nítido y contundente.

Un momento de calma para el final.

Final que llegaba de la mano de No Blood, Lava Love, y siguiendo la misma base Rules by Mars.




Por fin nos encontramos con alguien que nos regala sus canciones cantando desde el interior, visceral, hasta tal punto que invitablemente caes en sus garras.

Después de un año me encontré con una Maika Makovski pasional, derrochando energía, voz y un talento al alcance de muy pocos. Una artista que te arrastra a su mundo oscuro, sórdido y perverso. Una suerte encontrarnos con alguien así por estos lares.


Setlist
01. Game of Doses
02. Devil Tricks
03. Friends
04. Ohio(Neil Young cover)
05. The Bastard and the Tramp
06. Charming Gigoló
07. Heart Pieces Downtown
08. Jealous
09. Pagan
10. Oh M Ah
11. Song of Distance
12. So Far Sober
13. No Blood
14. Lava Love
15. Ruled by Mars

Fotos: elchicogris,  Jorge Parejo

0 comentarios: