Síguenos en Facebook Favorites

30 jun. 2011


Mejorando El Día de la Música

Por Carol Toledano

Llega el verano, y con él los festivales.

Vale, sí, el calor ya lo estamos sufriendo desde hace algunas semanas, aunque no tan intensamente como los últimos días; y, sí, los festivales también comenzaron su temporada hace algunos meses, pero parece que hasta que no atravesamos el ecuador del Día de la Música, no tenemos inauguración oficial. De hecho, comienza el maratón: Dcode, BBK Live, FiB, Low Cost, Sonorama... y esto solo por mencionar a los más conocidos.

Siendo así, no podíamos dejar la oportunidad de ser testigos de como este año, la organización de El Día de la Música se ponían realmente seria, y nos mostraban una propuesta de calidad, internacional y nacional, y sobre todo muy apetitosa. Así si el sábado 18 veíamos como el público acudía masivamente para ver el estreno de Mapas de Vetusta Morla en El Matadero de Madrid, el domingo, de forma más moderada, Russian Red presentaba su nuevo disco Fuerteventura por primera vez en la capital. Rodeándoles, nombres como The Pains of Being Pure At Heart, Anna Calvi, Crystal Fighters, Glasvegas, Janelle Monáe, Caribou, llenaban los dos escenarios grandes.


Sin olvidarnos, de otros tres más pequeños (en las naves), que veían desfilar a Ellos, PS I love You, Lüger, Times New Viking, John Grant, Sean Rowe, Aias, Algora, Pony Bravo.




Y si esto no era suficiente, un par de escenarios con acceso gratuito y conciertos matutinos, también tenían su propio cartel con gente como Autumn Comets, Litoral, Hazte Lapón, Luis Brea, Napoleón Solo, Pájaro Jack, His Majesty The King y muchos más. Una buena forma de pasar el fin de semana sin salir de Madrid, y disfrutando de muy buena música y otras tantas propuestas culturales que nos ofrecían.


Destacar en su favor, que este año, aunque había que pagar, 25 euros el abono del fin de semana era un precio casi simbólico a juzgar por el cartel propuesto. Como queja... la falta de previsión de la organización, que tuvo que retrasar media hora el concierto de Vetusta Morla, puesto que la mayoría de la gente no había conseguido entrar en el recinto, y a propósito de esto, que el sonido del escenario principal solo era bueno si estabas entre el mismo y la torre de audiovisuales, que teniendo en cuenta la cantidad de gente que acudió exclusivamente para verles, solo tuvimos suerte unos cuantos.

Conclusión, la gente que tuvo que quedarse atrás, no pudo disfrutar del concierto como se merece.

Fotos Josefto

0 comentarios: