Síguenos en Facebook Favorites

23 ago. 2011


Sonorama.El festival Indie, menos Indie

Por Carol Toledano

Como cada año, a mediados de Agosto se dan cita en Aranda de Duero (Burgos) lo mejor del indie nacional.

Este año, uno de nuestros festivales fetiche, el Sonorama Ribera, que contaba con un día más en su programación aprovechaba esta eventualidad del calendario para celebrar su 14 aniversario por todo lo alto, supuestamente. Y es que, en esta edición, sin poner en duda la calidad de los grupos participantes, por supuesto, la etiqueta "Indie" se volvía algo dudosa, y la distribución de los grupos dejó bastante que desear. Así, mientras que el escenario Bodegas se llenaba de gloria con algo más que promesas musicales como viene ocurriendo los últimos años, los platos fuertes en los escenarios importantes, se completaban con demasiadas viejas glorias que en más de una ocasión nos dejaron con un sabor demasiado amargo.
 

Aun así, este festival que no solo destaca por su música y sus múltiples ofertas de ocio, siguen convirtiéndolo en un gran referente a la hora de elegir destino cada año. Así, uno puede disfrutar de un refrescante baño en la piscina municipal acompañado de música (el sábado). También de los estupendos manjares que ofrecen los asadores, de las famosas catas de vinos para los más madrugadores, o de la juerga del camping para aquellos que optan por la opción más campera del festival. Este año también incluían espectáculo infantil para los más pequeños en la Plaza Mayor.
Lo bueno de un festival como este es que tienes tanto donde elegir que raro es que casi a cualquier hora no puedas ver un concierto, y si no te gusta, te puedes ir a otro. Repitiendo la fórmula del año pasado, mientras que en la plaza del Trigo se plantaba el escenario Bodegas, en la plaza La Sal, al pie de la Iglesia de Santa María, teníamos el ya famoso bus con otros tantos conciertos. Además, en el recinto ferial, no solo nos ofrecen los grandes escenarios o la carpa de Future Stars, otro pequeño escenario, patrocinado por el Centro de Creación Musical de Burgos: Hangar, y situado en la zona de tiendas, daba cabida a grupos locales como alternativa a los "grandes".

La parte negativa es que había tanta oferta, que en más de una ocasión tenías que sacrificar grupos que prometían, en pro de los ya conocidos, o dividir tu tiempo para acudir a una parte de ambos conciertos, con lo que no terminabas disfrutando ni de uno ni de otro. Obviamente esto no ocurría con los conciertos de los escenarios grandes, que como siempre no se solapaban, sin embargo a estos hay que añadir la circunstancia de que todos los días hubo retrasos en los horarios, algunos de hasta más de hora y media, y que este hecho iba en detrimento de los grupos de la carpa. Además de la consecuencia lógica, y es que los grupos encargados de cerrar cada día el festival veían disminuir considerablemente su público. Quizá una mejor previsión por parte de la organización hubiese ayudado a mejorar estas circunstancias.

Con todo esto, sin poner en duda la gran oferta ocio-musical, no estamos diciendo que no hayamos tenido grandes sorpresas en algunos casos, sin embargo también es cierto que han ido acompañadas de algunos chascos, algunos monumentales.

Partiendo de esta base podemos hacer un rápido balance de cada día.

Jueves 11.

Como cada año el acceso al recinto del primer día de festival es completamente gratuito, y por ende todo el mundo acepta que la oferta musical pueda ser algo más floja.

Coque Malla
En esta edición "La Sonrisa de Julia", que vuelve a los escenarios después de 3 años de silencio, fueron los elegidos para inaugurar el Sonorama Ribera 2011. Con un escaso público, dado lo temprano del concierto, dieron la talla, pero pasaron sin mucha pena ni gloria, ya que la gente aún andaba muy dispersa...

De este día vale la pena destacar al quizá grupo de "moda" de este año: Miss Caffeina que sin duda fue lo mejor del jueves, y el único que rompió moldes, cuyo cantante insiste en copiarle el look a Jared Leto, sin embargo tenemos que darle el crédito de que al menos él, sí canta

Del resto de "grandes nombres" que completaban este día apenas vale la pena mencionar la presencia de Coque Malla, que a pesar de la fama precedida dio un aburridísimo concierto, en el que solo animó al público con "la canción de la fábrica de muebles de fácil montaje"; A Eladio y los Seres Queridos, que fueron más divertidos, pero apenas consiguieron captar nuestra atención los primeros 10 minutos; La Frontera, que tampoco rompió demasiados moldes; o Triángulo de Amor Bizarro, de quienes preferimos escuchar sus berridos desde el camping.
 
Viernes 12.
 
Sexy Sadie
El viernes por la mañana ya podíamos disfrutar del escenario Bodegas, y tanto que lo hicimos. Primero con Stay, con un genial directo, (no llegamos a tiempo de ver a Cyan, aunque prometen mucho) y después con la gran revelación del festival, Fuel Fandango, que puso a todo el personal de la plaza a bailar.
 
Por la noche, el cartel prometía mucho, y algunos cumplieron, pero otros se quedaron cortos. Destacable los Niños Mutantes, que fueron una gran sorpresa. Catpeople que siguen teniendo un impecable directo. Second, que no defraudaron, pero tampoco destacaron especialmente. Nacho Vegas, de quien no quisimos repetir la experiencia del año pasado. Sexy Sadie, que tuvo a sus incondicionales a pie de cañón, e Iván Ferreiro que repitió la fórmula de Coque Malla.

Para rematar la noche, Delorean que se redimieron del fiasco del año pasado, y Dorian, que personalmente, preferí escucharles desde el camping. También destacamos al único grupo que tuvimos oportunidad de escuchar en la carpa: Guadalupe Plata, que nos animaron la noche a ritmo de rock and roll.
 
Sábado 13.
 
Para este día, además del tradicional lechazo, en el escenario Bodegas nos esperaba Hola a Todo el Mundo, que aunque no repitieron el mismo éxito que el año pasado en la carpa de Future Stars, reventó la plaza con su particular folk, y Dinero, tras ellos, que nos puso a todos a saltar.
Por la tarde-noche, Xoel López luchó por arrancar un poco de ritmo a su público, no con mucho éxito, salvo para los más fieles. 

Shout Out Louds
La Orquesta Poligonera, que despertaba tantas expectativas, no defraudó, pero tampoco terminó de convencer completamente. La Habitación Roja, desde el escenario principal, animó bastante al público pero sacrificamos la mitad de su concierto para irnos a ver a Smile en la carpa, cambio que realizamos con mucho agrado puesto que fue otra de las grandes revelaciones de este festival.

2 Bandas y un Destino nos hicieron disfrutar del mejor rock americano que se puede oír en tierras arandinas. Y Supersubmarina, en escenario grande, se metieron al público en el bolsillo, aunque no fue de sus mejores conciertos. Shout Out Louds ocupando el horario de El Columpio Asesino, que se vio obligado a retrasar su directo, nos dio la oportunidad de descubrirlos aunque sin mucho entusiasmo, y Rinoçerose con su potente directo, remató al público poniendo a bailar a todo el personal.

El columpio Asesino y El Guincho cerraban este día, pero con un público que ya empezaba a sufrir el cansancio.
 
Domingo 14.

 
Medelia, Alex Ferreira y Mucho concluían esta edición del Sonorama en el Escenario Bodegas, y con gran éxito, a pesar de que se notaba que la plaza ya no estaba tan concurrida.

 
Por la tarde nos enfrentábamos al último día, con considerables muestras de cansancio, lo que nos hizo sacrificar conciertos como los de "Ellos", a quienes mencionamos por el desafortunado incidente que su cantante protagonizó con nuestro amigo Oscar, quien le ofreció su diadema de orejitas morada, la cual rehúso ponerse, punto negativo para el caballero.


Amaral
 The Three Generations, Fernando Alfaro y La Bien Querida no terminaron de quedarse a la altura de los acontecimientos, mientras que el directo de Hidden Cameras que sonaba estupendamente pasó sin pena ni gloria. Teenage Fanclub con demasiados años para este público, terminaron aburriendo a gran parte del personal que prefirió pasearse por la carpa o las tiendas.
 

Cycle consiguió levantar el ánimo a un público que tenía muchas ganas de fiesta y que hasta el momento solo había recibido negativas, preparándoles para el tan esperado cierre del Sonorama con Amaral.

Para entonces ya muchos habían dado por concluido el festival, y entre el público se contaba mucho personal "renovado" por los propios arandinos y alrededores de cierta edad... Aun así, Amaral supo estar a la altura, demostrando su derecho a estar en ese escenario, aunque haga tiempo que perdió la etiqueta de indie. Aun así, y siguiendo la línea del festival, dio un concierto un tanto soso, solo altamente apreciado por sus incondicionales.

Y así vivimos una nueva edición del Sonorama Ribera. Este año, en mi opinión, con un cartel bastante flojo, sobre todo a juzgar por los carteles que el resto de festivales nacionales se han estado gastando este verano. Se echó de menos a muchos nombres, que obviaremos mencionar puesto que desconocemos las razones de porque no han visitado tierras burgalesas. Y los grupos participantes, en algunos casos, quizá demasiados, a pesar de tener un gran bagaje a sus espaldas no supieron estar suficientemente a la altura. Aun así, y si nada nos lo impide (sobre todo el cartel) el próximo año repetiremos para celebrar el 15 aniversario de este festival que ya se siente como volver a casa.

Fotos: Juan The Fly Factory

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues vaya crónica...mucho hablar del festival menos indie y pasais por alto la mayoría de los grupos independientes (sobre todo del domingo) y volveis a hablar de lo mismos de siempre...

Galoagui dijo...

Muchas gracias por leernos Anónimo. Puedo deducir que no es la primera vez. De verás que muchas gracias.

En nombre de todos los redactores, aseguramos que intentaremos dar mayor cabida a aquellos grupos que realmente pueden llamarse "indipendientes".

De cualquier modo, te invitamos a leer anteriores artículos donde hemos apostado por grupos completamente indipendientes; como son una reciente entrevista a OhMurray, artículos donde referenciamos a The Welcome Dynasty o tantos otros.

En un festival hay muchísimos grupos y no podemos atender a todos. Pero como te escribía al principio intentaremos fijarnos más en los grupos que tienen menos espacio.

muchas gracias por contactar. Nos vemos en los conciertos.

Galita dijo...

Anónimo, tienes toda la razón... ojalá hubiera pasado de los grupos de "siempre" para asistir a los conciertos de los más desconocidos e independientes, seguramente hubiera ganado y mucho. Por desgracia para mí, eso lo sé ahora. Concretamente del domingo hay algunos grupos que lamento mucho haberme perdido, como por ejemplo Izal, que promete mucho. Para la próxima vez, ya sé que no es oro todo lo que reluce...
Muchas gracias por la crítica!

Anónimo dijo...

Dejando un lado el contenido del artículo, lo primero que deberíais hacer es documentaros un poquito (que, además, es una de las principales normas del periodismo) ya que los de Aranda somos ARANDINOS no andarinos.

Alberto Garcia dijo...

Tienes toda la razón, corregido queda. Muchas gracias por leernos. Esperamos que nos sigas leyendo y escribas.