Síguenos en Facebook Favorites

26 sept. 2011


Agnes Obel o la cantante que surgió del frío

Por: Iván Maestro

Quién: Agnes Obel 
Cuando: 21 de septiembre de 2011
Dónde: Teatro Lara, Madrid

Hace unos días asistimos al primer recital de la danesa Agnes Obel en Madrid. Presentaba las canciones de su álbum de debut, Philharmonics, un disco precioso y preciosista, ideal para paladear tranquilamente una tarde de  domingo de febrero, con una taza de chocolate en la mano y abandonarse a la melancolía. Doce canciones que nos transportan a la fría Dinamarca gracias a un libreto repleto de bosques invernales y a una gran canción, Riverside, que describe la ribera de un río metafórico (que representa la soledad, la depresión, ¿quizá la muerte?) que produce escalofríos. A pesar de su mensaje, es curiosamente la canción más accesible del disco, el cual va ganando con sucesivas escuchas, como los buenos vinos, debido a su gran cantidad de matices y letras alegóricas.



Agnes se suma así a la lista de féminas pianistas que los últimos años han surgido de los países nórdicos (Nina Kinert o Frida Hyvönen, por ejemplo) con un estilo más sobrio que sus homólogas norteamericanas (Regina Spektor o Fiona Apple, por ejemplo), pero sin nada que envidiarlas.

Con bastante retraso, supongo que debido a que previamente hubo función de teatro, comenzó la noche con Dani Llamas, a solas con su guitarra y con un puñado de canciones con un estilo muy americano que gustó bastante al personal pero que, la verdad sea dicha, se hizo un poco cuesta arriba para los que no lo conocíamos.

Y así, a las 23h30, por fin se sentó Agnes tras su teclado, con un sencillo vestido negro y una melena rubia como buena danesa. Apareció magníficamente acompañada por una violonchelista que hizo vibrar todo el teatro y que en ocasiones le robó el protagonismo al piano. Tras un par de canciones, subió también a escena otra chica, escocesa para más señas, que las acompañó desde ese momento con su arpa y una voz soberbia. Con las tres artistas en escena pudimos disfrutar de un directo con una acústica impecable y con mejor engranaje que un reloj suizo ya que hicieron gala de una compenetración perfecta.


Eso si, el concierto estuvo lleno de momentos peculiares que incluso llegaron a achacar a un posible fantasma que había “enchanted” el teatro: un acople tremendo, un chelo que se cae y necesita ser afinado de nuevo, o la ausencia de micro para la arpista (gota de sudor en la frente) favorecieron el acercamiento del público con el grupo.


Poco a poco pudimos escuchar los grandes temas de Philharmonics. Destacaron en especial: Just So, con la que Agnes bromeó sobre lo tarde de la hora y el terrible madrugón que nos esperaba a todos al día siguiente; una canción nueva (Fuel To Fire o directamente “new song”), donde demostramos nuestras dificultades con los idiomas ya que, cuando Agnes preguntó por la traducción de “fuel”, la mayoría gritó “poco”...  Y hablando de idiomas, uno de los momentos más graciosos tuvo lugar cuando Agnes reconoció haber estudiado español en el instituto y que eso demostraba lo mala que era la educación en su país, ya que apenas sabe pronunciar tres palabras en nuestro idioma; Louretta, precioso tema instrumental que hubiese encajado a la perfección en la banda sonora de Amélie de Yann Tiersen; Riverside, en una versión “downtempo” que le añadió aún más dramatismo si cabe; y On Powdered Ground, tremendo final que dejó sin aliento a la audiencia, engrandeciendo con mucho la versión de estudio gracias al insuperable violonchelo en el final ampliado de la canción.



Tras una hora y cuarto y, como dice mi madre, ya de noche por todo el mundo, salimos a la calle, acompañados por el sentimiento e intimismo de la actuación de Miss Obel. Esperemos que repita y que podamos disfrutar de sus canciones en el futuro.

Lo mejor: la mezcla de piano y chelo. La voz de Agnes no desmerece en absoluto en directo.
Lo peor: el sonido del despertador al día siguiente.

Setlist:
Philharmonics
Beast
Just So
Louretta
Brother Sparrow
Fuel To Fire
Close Watch
Smoke & Mirrors
Sons & Daughters
Riverside
On Powdered Ground
---
Katie Cruel

Más FOTOS y VÍDEOS

5 comentarios:

Galita dijo...

Genial Iván! leyendo la crónica me he acordado del ataque de risa que le entró a Agnes comenzando una de las canciones... que gran noche, y que de momentos estupendos nos hizo pasar!

Anónimo dijo...

Lo bordas, simplemente.

Su dijo...

Muy buena Ivan!!! Yo la descubri aqui hace un tiempecillo, algo bueno tenia que tener vivir en su tierra.... pero aun no he conseguido verla en directo. Aqui todo agotadisimo...

Ivan dijo...

Muchas gracias a todas! También a ti, Isa, que por muy anónima que te pongas, te he pillao :)

Tuvo momentos muy graciosos, si, que le dieron cercanía a la actuación.

Y Su: no tienes perdón, si eres casi compatriota suya! Por cierto, dale salu2 a Chempo y Laura :D

Alberto Garcia dijo...

Excelente concierto y mejor crónica.
Felicidades!