Síguenos en Facebook Favorites

11 dic. 2011


En el Río de Madrid con Vetusta Morla

El pasado jueves, mientras las calles de Madrid se intentaban descongestionar de la invasión humana que sufre estos días y las luces navideñas teñían de luz una fría noche, el grupo madrileño Vetusta Morla iniciaba el primero de los cinco conciertos que este mes ofrece en la capital para su fiel público madrileño que ha demostrado serlo a razón de los sold-out que cuelgan para los cinco encuentros en la sala La Riviera.

En vista de esto, no podemos evitar preguntarnos si tanto concierto se debe a un deseo del grupo de contentar a todos los fans posibles sin perder esa cercanía que dan las salas "pequeñas" o si como dicen las malas lenguas aún sienten que los recintos "grandes" se les quedan grandes. Seguramente sea una duda derivada de una situación tan inusual, porque los Vetustos ya han demostrado que pueden llenar la sala que ellos quieran por muy grande que parezca.

En cualquier caso, si se debe a la cercanía somos muchos los fans que agradecemos el gesto, y que pudimos demostrarlo en el primero de los maratonianos conciertos.

Con cierta impuntualidad, creemos que debido a la larga cola que se formaba a la entrada de la sala, el grupo salió a escena con el ambiente más que caldeado. Sin tregua, dieron comienzo al concierto con Los días raros, como viene siendo habitual, iniciando así un repertorio que repasó casi al completo sus dos actuales discos.

Canciones como Boca en la Tierra, Copenhague, Un día en el mundo o Maldita Dulzura, eran coreadas por el público, que estalló con Valiente y Saharabbey, canción está última que se ha convertido ya en un himno y que el público utiliza a la menor ocasión para hacer reclamos al grupo durante sus conciertos.


 El momento comprometido de la noche llegaba con el "estreno" en directo para el público madrileño de la canción "Un Plan Mejor", compuesta para el documental sobre el VIH "Elige siempre cara".
Y en la sección acústica, interpretaban En el Río junto a los versátiles Hola a Todo el Mundo.

Para finalizar este primer concierto madrileño: Autocrítica, Lo que te hace Grande, Sálvese quién pueda y La cuadratura del Círculo, grupo de canciones que hicieron al grupo salir por la puerta grande como se suele decir, y al público marcharse con una gran sonrisa en la cara.



Un buen concierto que si bien no estuvo lleno de detalles especiales, sí cumplió su cometido más importante: hacernos disfrutar de un buen rato escuchando a uno de nuestros grupos preferidos.


3 comentarios:

Alberto Garcia dijo...

Dicho por ellos mismos, "podríamos llenar un palacio de los deportes, pero a que no tenéis huevos a llenar 5 noches la Riviera"

Añadiría que estuvo bastante guay cómo tocaron algunas canciones de forma diferente a lo habitual, destacando el final con esa tromba de distorsión y energia.

Un buen conciertito. A por los siguientes!

uno que fue el sábado dijo...

Coincido en grandes líneas con el artículo, especialmente con la conclusión: "disfrutar de un buen rato con uno de nuestros grupos preferidos"...

Pero tengo que poner una "pega": los VM me parecen ahora mismo de lo mejorcito del panorama musical. Reconozco que la voz engancha pero a mi lo que me llama la atención es que me parece que cuidan los pequeños detalles, los arreglos, porque la base rítmica (bajo, batería, percusión) no es nada convencional, porque se manejan en tempos pausados...

Y eso en el concierto no lo percibí. Uno porque el sonido en la Riviera me parece patético (creo que es de las peores salas que conozco), y dos porque, a pesar de ser una sala "pequeña", ya hay mucha gente y ruido como para poder estar pendiente de detallitos. Igual digo una barbaridad pero no me importaría nada verles en un teatro con buena acústica para disfrutarlos tal y como a mí (opinión personal y muy posiblemente equivocada) me gustan.

Eso sí, en la segunda canción me di cuenta de la situación, cambié el chip y me uní a la masa que coreaba las canciones para acabar, como casi siempre, pasandomelo teta.

Saludos

Alberto Garcia dijo...

Completamente de acuerdo con tu comentario. el sonido de la riviera es terrible, solamente superable en deficiencia, por vistalegre.

Hay que ir a disfrutar de la música dejando los detalles para momentos más oportunos.

de cualquier modo, sí se pudieron apreciar algunos cambios en las canciones que fueron de agradecer.

Tengo que comentarte que como ellos mismos contaron en la entrevista previa al concierto, van a hacer una gira por teatros y auditorios, ideales para apreciar esos pequeños detalles.

http://galosengalia.blogspot.com/2011/11/llenate-de-vetusta-morla.html

Estarán en el Kursaal de San Sebastian y en el Palau de la Música de Barcelona. Seguro que hay nuevas fechas pronto.

A disfrutarlo