Síguenos en Facebook Favorites

2 feb. 2012


La genialidad de Emmy theGreat

Quién: Emmy the Great
Cuándo: 26 de enero de 2012
Dónde: Madrid, Teatro Lara

La semana pasada se pasó por nuestras tierras la inglesa de ascendencia china Emma Lee-Moss, más conocida como Emmy the Great. Con sólo dos discos esta chiquilla se ha hecho un hueco en la escena anti-folk (por usar el término cultureta) británica, especialmente gracias al primero de ellos, First Love, de 2009, con el que agradó a público y crítica con unas canciones bastante sencillas en el aspecto musical pero cuyo peso recae en el apartado lírico, con unas canciones de letras kilométricas repletas de momentos cotidianos reconocibles en la vida de cualquiera. Vamos, que podría decirse que una sola canción de Emmy tiene más contenido que un disco entero de Rihanna…
 

Si hubiese que buscar parecidos, diría que Emmy the Great podría ser la hija no reconocida de Suzanne Vega, a la ve que hermanastra de la pizpireta Kate Nash, con la que comparte la forma acelerada de cantar sus largas letras, a pesar de tener estilos muy diferenciados.

Como es habitual en el Lara, el concierto empezó con 45 minutos de retraso. Emmy apareció con guitarra, camisa plateada y pantalones azules sordomudos (ejem). Le acompañaron una guapa rubia a su derecha (que se encargó del bajo, piano y percusiones varias) y un modosito chico a su izquierda con la guitarra eléctrica.
 

El recital se centró en el segundo álbum, Virtue, al que pertenecen temas tan recomendables como Paper Forest (in theAfterglow of Rapture), A Woman A Woman A Century of Sleep, North o Creation. La prisa por acabar el concierto, debida al toque de queda de las 00h15 impuesto por el teatro, cuadró perfectamente con el ritmo endiablado de las canciones de Emmy y su rápida manera de desengranar sus textos.

Aunque Virtue es un buen disco, he de decir que disfruté especialmente cuando Emmy se arrancaba con algún tema de First Love. No faltaron The Easter Parade, MIA o First Love. Es difícil no identificarse con estas canciones que hablan de amor (of course), muerte y relaciones fallidas. Particularmente me hizo gracia que First Love, que trata, como indica el título, sobre el primer amor y que, por tanto (y por definición) nunca acaba bien, se la dedicase a una pareja  de tortolitos de la platea. Manzana envenenada!
 

En el apartado anécdotas no pudo faltar el comentario sobre los “tardíos” horarios que nos gastamos, y una graciosa alusión a su entrevista ese día en radio Círculo. La pobre se creía que tendría 'national airing'…

Para los dos bises del final escuchamos entre otras We Almost Had a Baby y Canopies and Drapes (esta última llena de estupendas referencias pop). Y así se despidió Emmy la genial, Emmy la buena intérprete en directo, Emmy la encantadora, aunque todo hay que decirlo, Emmy la pelín sosa con el público.

Lo mejor: la sencillez asumida de Emmy.
Lo peor: faltaron canciones básicas del primer disco, como Dylan o 24.

2 comentarios:

Manu dijo...

Genial la crónica Iván, una pena que no cantara más de First Love...

Iván Maestro dijo...

jeje gracias Manu. Supongo que se centró más en Virtue porque es el nuevo disco.Pero ya lo sabes, First Love a muerte! :)