Síguenos en Facebook Favorites

8 mar. 2012


El resurgir de My Dear Flotsam

David Goodman, Iñaki Pereira (batería), Ricardo Castillo (guitarra y teclados) y Daniel Gutiérrez (bajo) son los cuatro principales integrantes de My Dear Flotsam. Una banda que vive entre aviones e internet para hacer un pop sin complicaciones ni pretensiones (como ellos mismos lo definen)

My Dear Flotsam
Su origen data del año 2001 reuniéndose para tocar en plan maqueteros en una iglesia evangélica. Por aquel entonces graban sus primeras demos, y entre concierto y concierto, ganan varios concursos. Por cuestiones ajenas al grupo, se ven obligados a separarse con la emigración de David, la voz cantante, a Mallorca.

Pero como los "restos de un querido naufragio",  el grupo sale a flote y consiguen seguir  trabajando sobre las canciones pese a la dificultad de la distancia. Entre todos nos enviamos las melodías por e-mail y trabajamos sobre ellas. Además tengo posibilidad de viajar frecuentemente a Madrid y así poder ensayar. Antes de separarnos conocimos a gente de Toledo (Ricar y Daniel), que junto a Jorge, el recién llegado, encargado de los teclados en esta nueva etapa, es lo que hoy es My Dear Flotsam.

David Goodman
Pese a las dificultades, My Dear Flotsam ha sido un grupo que siempre ha logrado destacar por allá donde ha plantado el pie. Desde sus comienzos han ganando concursos como "Sin Basura experience" (Barcelona) 2004  o "Explosión Local" (Ciudad Real) en el 2007; aunque Iñaki, poca fe tiene en ellos, los concursos te dan a conocer. Pero, por ejemplo, pasados unos días después del de Levis, nadie nos llamó. Casi es mejor quedar el segundo.

Pero después de tanto tiempo de trabajo, tanto esfuerzo da resultado. A finales del pasado año ve la luz su primer EP, un formato que quizás sea, debido a la situación de crisis actual, la mejor forma de difundir su música. Manalive, es un disco compuesto de cinco canciones, algunas ya escuchadas en sus demos y otras de reciente factura. Todas ellas compartiendo el nexo común de gran emotividad, simbolismo y gran carga espiritual.

David nos lo describe como un disco que no quiere ser sólo un canto a la vida pero que aboga por el positivismo. Deja atrás algo de melancolía para tener canciones más alegres y directas. El título del disco que además corresponde con el primer single, viene del título de un libro de Gilbert Chesterton. El libro habla de un tío que apunta con una pistola a la cabeza de quienes no quieren vivir. Ahí se percatan de lo que realmente significa la vida. El disco intenta que te des cuenta de ello. 

Tras la salida de Manalive, ha llegado el momento de presentarse en sociedad. Con su puesta en escena han cosechado exitosos conciertos en Madrid y en Barcelona. En la sala Razzmatazz consiguieron que más de 2000 personas coreasen Manalive al unísono, claro ejemplo de la repercusión que pueden llegar a lograr.

No es sencillo etiquetar el sonido de My Dear Flotsam, quizás sus influencias sean buenas definitorias. Tenemos influencias de muchos grupos. Nuestro estilo está marcado por Radiohead, uno de los referentes de nuestros inicios. También por grupos como Death Cab for Cutie que supuso un punto de inflexión. Aunque ahora escuchamos a grupos más jóvenes y frescos. 

Es en su directo donde podemos comprobar esas claras influencias. El de Madrid en la sala Moby Dick fue un claro ejemplo de ello.

I Could y Mary Jane son las primeras canciones que sirven de apertura a su concierto. Con ellas comprobamos esa melancolía de la que nos hablan y sentimos cómo la peculiar voz de David te va atrapando poco a poco. Del mismo modo, sentimos esa frescura de la que ahora hacen gala cuando suena Manalive. Sus primeros acordes nos recuerdan a Two Door Cinema club. Una canción llena de ritmo, pegadiza, una delicia para quien la escucha.

My Dear Flotsam
En tan solo 3 canciones ya tienes una idea de lo que My Dear Flotsam son, y mejor aún, de lo que pueden llegar a ser.

Continúan recordando sus anteriores trabajos con Jericó y la sobrecogedora Game Over. Game Over, es una canción que compuse en un momento muy complicado. Las noticias que llegaban a mi familia eran solo malas. Habla de que esto se acaba, que parece que es inevitable, pero realmente no es así. Hay mucho más.
La nuevas canciones le dan al concierto un toque diferente, más fresco incluso más alegre. 2nd Birthday o Found, son ejemplo de ello.

La última canción que tocan perteneciente a la vida anterior a Manalive es Two Miles. A partir de ahí, la traca final con lo que queda de disco.  My Morning Star, la dulce Sweet Home y el colofón final, Johnny; ésta, su ultima creación que no pudo entrar en la edición del disco. Una lástima pues es un verdadero hit que será reverenciado allí donde toquen. Johnny está dedicada a una persona que lleva mucho tiempo buscando un milagro y no se daba cuenta que el milagro es él - dice David mientras presenta la canción.


Al igual que Ricar disfruta tocando Found, se nota que el resto del grupo lo hace con Johnny. Dani lo tiene claro, nos gustan los juguetes nuevos y ahora lo es Johnny.

Para cerrar, eligen a uno de sus referentes. Una versión de Blow Out, de sus admirados Radiohead, es el utilizado para poner el punto final a su concierto.

Un directo que enamora desde el minuto 1. Un concierto donde confluyen la frescura e inmediatez de su pop rock con la sensibilidad y espiritualidad de sus letras.

Con todos estos ingredientes, no es una desfachatez asegurar que ganará adeptos con cada escucha. La primera oportunidad de hacerlo será en el festival 2+2 Festival de Interior de Palma de Mallorca.  En él, compartirán escenario con grandes grupos como We are Scientist, Catpeople, Triángulo de Amor Bizarro, Delorentos, Layabouts o La Habitación Roja.

El directo de My Dear Flotsam en la sala Moby Dick de Madrid
Sin embargo, cuando se les pregunta por como se ven en un futuro y donde les gustaría estar el próximo año, aflora una modestia de aquellos que tienen los pies en el suelo:  tocando y disfrutando de lo que hacemos. Queremos ir poco a poco. Yo ya podría morir después de haber tocado en los conciertos de Radio 3, comenta David. Pero no nos importaría tocar en Glastonbury - añade Dani como si reviviera un sueño.
Lo que no es una ensoñación es decir que el momento de My Dear Flotsam  es el ahora. La calidad de su EP, el "buenrollismo" que contagian  y, sobretodo, un directo hipnotizador les ha hecho superar la barrera de promesa para convertirse en un hecho.
Si quieres entrar en sus redes no te pierdas su concierto de Mallorca el próximo 14 de Abril. Si te pilla lejos o no puedes esperar, puedes escuchar su gran Manalive AQUÍ.

Fotos: Carol Toledano


0 comentarios: