Síguenos en Facebook Favorites

19 dic. 2012


Punto y seguido para The Right Ons

El pasado viernes los madrileños The Right Ons nos citaban en la sala Joy Eslava para despedirse de esta larga gira que ha supuesto dar a conocer Get Out, su último trabajo. Con él, no solo despiden un año de éxito e infinidad de conciertos que les ha llevado a recorrer prácticamente toda esta piel de toro, ya sea en pequeñas salas, grandes escenarios de festivales o subidos a mini-coches; sino también para poner un punto y seguido a su trayectoria.

Con este último concierto han dado por cerrada una etapa que ha durado cinco años. Tiempo en el que han visto la luz 3 discos: 80-81 (2007), Look inside, now! (2009) y por último, Get out (2011). Nos anuncian, que a partir de ahora habrá un cambio de ciclo, una nueva etapa en la carrera de Right Ons, ¿pero alguna vez dejó de ser así?
 
En 80-81 no encontramos con un grupo de rock que tendía claramente al funk. Con Look inside, now! comprobamos cómo el grupo daba un giro en su estilo hacia el soul. Hasta llegar a su exitoso Get Out, donde se alejan un poco más de su origen, para convertirse en un grupo puramente rockero, sin más adornos que una batería vibrante y ruidosas baterías.


Han sido 22 las canciones que han servido para recordar estos años de evolución constante. Un concierto divido en tres, comenzando por  ese primer funk hasta llegar al rock más puro de su último disco. 

Concierto que abría con Shake, shake, shake; una primera sacudida para despertar al personal, a quienes les costó entrar en calor hasta bien avanzado el concierto. No sería hasta la canción pastel sobre Nueva York (That's New York) cuando se empezó a centrar la atención de todo el mundo. Pero fue con Thanks cuando la noche empezó su ebullición. 

Está claro que Get Out es el disco que más ha llegado y así lo pudimos comprobar cuando arrecieron sus últimas canciones. Todo se desataría con la llegada de Long Road, su canción más garage. Le siguió There She goes y miles de silvidos sonando al unísono. Y como no podía ser de otra manera, su gran hit, On the Radio, que fue seguida a la percusión por todos gracias a las panderetas que lanzaron justo antes de tocarla.


Para despedirse del año y de ciclo, dejaron para el final otra seña de identidad, Purple Neon Lights

Y a modo de mensaje,  I Do What I Want. Un mensaje claro de que harán lo que les apetezca, cuando les apetezca y cómo les apetezca. O al menos así lo prentenden.

¿Qué nos esperará para su próximo trabajo? De momento no lo sabremos, pero seguro que, tal y como han ido haciendo hasta hoy, será algo muy diferente pero seguro que con un gran directo enérgico y adictivo como al que nos tienen acostumbrados. Les estaremos esperando. 

0 comentarios: