Síguenos en Facebook Favorites

4 may. 2009


Había una vez un circo...

En esta ocasión, Galita nos lo cuenta...
...Segundas oportunidades no siempre fueron malas. Así de tajante es como finalmente voy a comenzar.

Cita: Circo Price.
Teloneros: Havalina.
Artista principal: Vetusta Morla.

Era la segunda vez que pisaba el Circo Price, la segunda vez que escuchaba a Havalina en directo, y la segunda vez que vibraba con Vetusta Morla en concierto. Y por cierto la segunda vez que veía a Vetusta Morla en un “local” de esa misma calle… Así que, sí, puedo afirmar sin temor, que algunas cosas vale la pena repetirlas, no una ni dos veces, si no hasta las saciedad.

Mucho me temo que no voy a poder ser ni original ni objetiva, pues es difícil decir algo que no hayamos dicho ya de estos chicos, de todos ellos, y mucho más hacerles una (mala) crítica gustándonos tanto.

Havalina ya nos conquistaba allá por Noviembre de 2008 ante un reducido público en La Boite, donde nos dejó vislumbrar en directo lo que sería su deseado álbum, y por fin comprado in situ el pasado viernes, Imperfección. En aquella ocasión canciones como Incursiones o la propia Imperfección nos permitieron comprender el talento que teníamos frente a nosotros. En esta segunda oportunidad hemos podido comprobar que estos chicos no se achican ante un gran público y que están dispuestos a comerse el mundo (musical) y meterse en el top de los grandes del panorama español, reclamando así el reconocimiento del gran público que tantos años llevan peleando.

Aunque llegamos con el concierto ya empezado, entramos por la puerta justo cuando comenzaba a sonar Imperfección, inmejorable comienzo para una gran noche llena de sorpresas y descubrimientos. Tras ella, nos deleitaron con varias canciones más de su último álbum, como Miedo al agua, Incursiones, una de mis favoritas, y Desinspiración, fabuloso tema que les permite hacer todo un derroche de talento, a instancia de los que aún estamos aprendiendo a coger una guitarra…

Terminaron su actuación con Tus Huesos, de su anterior trabajo Junio. Canción que evidenció el paso de gigante que han dado entre un trabajo y otro. A continuación os dejo un vídeo de la canción Incursiones, es la segunda vez que grabo está canción en directo, aunque en esta ocasión debo disculparme por la mala calidad.


Por fin llegaba el turno de los anfitriones. Durante toda la tarde, los que ya habíamos disfrutado de los Vetustos no paramos de intercambiar experiencias frente a los “novatos” a los que no hicimos más que crear grandes expectativas, que estoy segura que fueron más que satisfechas. El pequeño cártel de TEMAZO dio buena cuenta de ello en no pocas ocasiones.

Aprovechando el mágico lugar en el que nos encontrábamos, Vetusta Morla organizó una estupenda puesta en escena, convirtiéndonos a todos por un instante en niños dispuestos a disfrutar del mejor de los espectáculos, el Circo.


Tras esta inmejorable presentación, dio comienzo lo que sería un repaso completo a su álbum debut Un Día en el Mundo, junto a otros temas que ya nos presentaron en sus EP Mira y La Cuadratura del Círculo, y algunos nuevos que están comenzando a descubrirnos en sus conciertos.

Subieron el telón lanzándose de cabeza con Autocrítica, Rey Sol y Un día en el Mundo. Para continuar tras su saludo al público con Copenhague y Pequeño Desastre Animal, canción que dedicaron a los niños a los que su actuación en el Teatro el jueves y el viernes había impedido poder disfrutar de los espectáculos ofrecidos allí.

A partir de aquí, empezaron a mezclar nuevos temas, algunos de los cuales esperemos formen parte de un nuevo y cercano, próximo disco. Vida no hay mucha y La Gravedad (EP Mira) fueron los primeros en abrir boca a lo “nuevo”. Seguimos con Al Respirar, una de mis predilectas, que nos prepara para la que fue MI gran sorpresa de la noche. En este punto, Pucho llama al escenario a Jairo Závala (Depedro, Vacazul) para que le acompañe a la guitarra en la canción La Marea, debo decir que esta no es una de mis favoritas, pero después de la impresionante “versión” que se tocaron la otra noche redescubriéndome la canción, asciende puestos sin dudar.

Continuamos con Jairo en el escenario, tocando otro nuevo tema que por más que lo he intentado no he conseguido identificar. Cambiando (Jairo) su guitarra por el acordeón, nos deleitan con Maldita Dulzura, otro gran éxito para un futuro disco.

Tras este relativo relax toca volver a saltar y cantar hasta dejarnos los pulmones con Valiente. Debo destacar que cuando hablo de relax y descansos, no es porque esos temas sean siempre lentos, si no porque el hecho de ser aún desconocidos para la mayor parte del público provoca que este se relaje, tema que quedará obsoleto cuando comiencen a ser más habituales, o tras el próximo disco...

Volvemos a descansar (un poquito) con Mi habitación Favorita (EP La cuadratura del Círculo), que nos prepara para el gran estallido de otra de mis favoritas, y de este carro sí que no me bajo: La Cuadratura del Círculo. Con ella arrastraron a todo el público (de pista o de grada) a cantar con una sola voz, saltar y darlo todo. Y es que el público presente no estaba entregado, estaba totalmente hipnotizado por los Vetustos, hecho que constataron, cuando tras esta canción el grupo se tomó su merecido primer descanso y todos los presentes reclamaron su aparición mediante el que parece su grito de guerra: Lalala Lololo….

Las luces se apagan, se ilumina la pantalla que hay tras el escenario proyectando la cara de Pucho desde una cámara frente al micrófono, las figuras en tinieblas de Pucho y Guille recortan la pantalla, comienza Iglús (EP Mira), silencio mientras el público se transporta con su voz…


Continuamos con otra nueva, Los Buenos, (¿otro temazo para el próximo disco?). Sálvese quien pueda le toma el relevo, llamando a acompañarlos en esta ocasión a Havalina, que se quedarán hasta el final del espectáculo; nos dejamos nuevamente la voz… Se toman su segundo merecido descanso de apenas un minuto, en el que la gente vuelve a entonar el grito de guerra…LalalaLololo…

Año Nuevo y Boca en la Tierra (nueva) abren el camino al final de la noche. Llegó el momento de decir hasta pronto, y por supuesto lo hacen con Saharabbey Road, esta vez todos juntos, grupo y público, coreamos, no sin cierto pesar, el grito de guerra, el grito de despedida…Lo-Lololololo-Lalalalalalalalalalalala-La

Romerito, el maestro de ceremonias de excepción nos presenta a todo el equipo que hace posible tanta magia, y de rodillas y con un gran salto al infinito terminan más de dos horas y veinte canciones de felicidad musical.

¿Repetiremos? Quién lo duda….

Galita

0 comentarios: