Síguenos en Facebook Favorites

15 nov. 2009


Un Placebo en Dinamarca


Jueves, 12 de Noviembre, KB Hallen Copenhague: Entradas agotadas desde hace casi un mes, una legión de fieles seguidores y un grupo que se entregó al máximo durante más de dos horas de concierto… todo esto tiene un nombre: PLACEBO.

Con cierto retraso y en un recinto bastante vacío las primeras notas musicales nos las ofrecieron unos suecos llamados “United”. Aproximadamente veinte minutos de aceptables canciones en las que ya advertimos que la acústica del local era bastante mejorable. A pesar de ello, la música continuó sonando en un recinto que cada vez se llenaba más de daneses con una estética punk-gótica, al más puro estilo Brian Molko.

Los segundos teloneros, y gran sorpresa de la noche fueron "Expatriate", unos australianos que sonaban bastante bien con un estilo entre Depeche Mode y Joy Division (salvando las distancias obviamente). Con su tema “Gotta get home” se despidieron, dando paso a los protagonistas de la noche… Placebo.

Brian Molko, Stephan Olsdal y Steve Forrest hicieron una apoteósica entrada en el escenario con el potente tema “For What It´s Worth”. Tras él, y hablando español pudimos oír “Ashtray Heart”, canción que, por cierto, gana bastante en directo, y “Battle for the Sun”, tema que da título a su último disco. Tras estas tres canciones, Brian Molko interrumpió el concierto para presentarse, presentar al grupo y al bajo y violín eléctrico que los acompañaban esa noche. Desde este momento en adelante, el tiempo parecía volar, y grandes temas como “Every You Every Me” o “Special Needs” se intercalaban con canciones de sus dos últimos discos, que fueron la base de todo el concierto. Un concierto en el que disfrutamos pero que sonaba demasiado a batería. La potencia del nuevo miembro del grupo, Steve Forrest, eclipsaba en muchos momentos la voz de Molko.

Sin duda alguna, lo mejor de toda la noche fue la versión acústica que hicieron del tema “Because I want you” en la que destacaba la particular voz de Brian Molko, acompañada de una de las quince guitarras que utilizó a lo largo de todo el concierto. Una versión espectacular.

Tras algo más de una hora en la que los tres miembros del grupo se entregaron por completo a su público, se despidieron para volver a aparecer no una, sino dos veces más. En definitiva, casi más de dos horas de concierto en las que básicamente pudimos oír sus dos últimos discos, “Meds” y “Battle for the Sun”, y en las que faltaron muchas de sus grandes canciones como “36 Degrees” o “Teenage Angst”.


Más fotos.
Myspace Placebo

Redacción y fotografía:
Suzy, LA SIRENA GALA

0 comentarios: