Síguenos en Facebook Favorites

4 mar. 2010


Vampire Weekend; ese grupo con nombre de festival gótico


Por Natxo Nieto


El domingo 28 de Febrero, los galos tuvimos doblete; mientras Iván estaba en la sala Heineken, en el Circo Price los Vampire Weekend culminaban su gira europea con galos como testigos.

Desde hacía varias semanas se había colgado el cartel de no hay billetes, lo cual, con los precedentes de Muse y Arctic Monkeys podía llevar a la idea de que la sala estaría a reventar, el público apretado y que más de uno se colaría.

Si alguien lo consiguió habrá que felicitarle, pues la organización disponía a la entrada de lectores de códigos de barras que dificultaban la presencia de entradas duplicadas (Aprende Vistalegre).
Una vez accedes al recinto, qué menos que unas cervezas con los amigos, el mini de Heineken 8 €, y eso que no patrocinaba ni la sala ni el evento. (Aprende Sala Heineken)

La altura del escenario permitía que se pudiera ver desde cualquier punto de la pista (Aprende Vistalegre), sobre él colgaban unas elegantes lámparas de araña, y de fondo un gran telón. ”Damas y caballeros, el Circo Price se complace en presentarles a Vampire Weekend” sonó por megafonía. Momentos después la banda, con Ezra Koenig a la cabeza ocupó sus posiciones y el concierto comenzó. Los primeros acordes de White Sky fueron acompañados por el primer golpe de teatro de la noche; el telón de fondo se descolgó y mostró la portada de Contra, su segundo álbum a tamaño descomunal.

La banda neoyorkina nos transportó a través de su, hasta el momento, corto repertorio (sólo dos discos en su currículo) saltando de un disco a otro. Ezra, a quien faltó llevar una chistera y un bastón ejerció de perfecto maestro de ceremonias con comentarios ingeniosos que ligaban el significado de sus canciones con el público y el entorno en el que estaba. Valga como ejemplo la introducción a Boston (Ladies of Cambridge): “esta canción cuenta lo que pasa cuando alguien te deja….para irse a Massachussets…algo que a vosotros en Madrid os pasa constantemente”… en inglés tiene más gracia. La iluminación jugó con el nombre de la banda arrojando sombras sobre el escenario que recordaban a vampiros (los quirópteros, no los primos de Drácula o los crepusculianos) mientras sonaba I Stand Corrected.

La chica de la portada de Contra también tuvo su parte de protagonismo gracias a juegos de luces su rostro tornaba rojo y sus ojos a verde disco de semáforo durante Taxi Cab.

El público se entregó desde el minuto cero, aulló con los gorgoritos en Cape Cod Kwasa Kwasa, vibró con la prominente percusión en Cousins, coreó Blake’s Got A New Face, bailó con ganas A-Punk, recobró el aliento tras las enlazadas Campus y Oxford Coma, que precedieron al bis y se sorprendió a sí mismo botando con canciones que en el disco suenan lentas como Horchata o Walcott, ésta última colofón y fin de fiesta para tener una sonrisa en la boca que nos ayudase a enfrentarnos al lunes que amenazaba y una sensación de que en vivo son muchísimo mejores que en sus discos.

Hay veces en las que tu yo del presente le agradece a tu yo del pasado haber tomado determinadas decisiones. Comprar en navidades la entrada para este concierto resultó ser una de esas ocasiones.

SET LIST

White Sky
Holiday
Cape Cod Kwasa Kwasa
I Stand Corrected
M79
California English
Cousins
Taxi Cab
Run
A-Punk
One (Blake’s Got A New Face)
Diplomat’s Son
Boston (Ladies of Cambridge)
Giving up the Gun
Campus
Oxford Coma
=
Horchata
Mansard Roof
Walcott

2 comentarios:

Nax dijo...

Hola soy Natxo:
Os dejo un enlace con algo que ocurrió la noche antes de el concierto de la crónica:
http://blogs.rtve.es/hoyempiezatodo/2010/3/2/ver-creer-

Galoagui dijo...

Por la crónica, muy buena por cierto, pareció muy buen concierto. Los vais a tener en el Fib de este año.