Síguenos en Facebook Favorites

4 oct. 2010


Como en casa con Luis Albert (L.A.)

Por Alberto GL
El día anterior tuvimos la oportunidad de verle sobre un escenario un breve instante de tiempo. Demasiado poco, poquísimo para lo que es. Pero no era algo de lo que preocuparse. Luis Albert, L.A., nos estaría esperando al día siguiente en un concierto, en principio, solo para invitados en el Hard Rock Café de Madrid.


Una oscura y pequeña sala en los bajos del local esperaba la aparición de Luis Albert con tan solo una banqueta y la misma guitarra de siempre impertérrita  en un minúsculo escenario. Podría parecer lo contrario, pero no lo es. Es un lugar perfecto para escuchar L.A. en acústico. Pequeño, íntimo, cercano... 

Comienzan los aplausos, Luis aparece por una puerta que hay a la izquierda del escenario. Parece tímido, apenas habla, saluda con la mirada. Tan rápido como puede sacude la guitarra y suena su primer éxito. No es Hands, se trata de What I´m Fighting for, una de sus canciones insignias antes de la llegada de este discazo que es Heavenly Hell.



Casi sin sin tiempo de dar unas escuetas buenas noches, toma un tono mucho más profundo. Es el turno de Close to you, una de las canciones que más gustan en conciertos de este tipo. Pero es en el siguiente corte cuando la gente lanza una gran ovación. Hands, es cantada por los no más de 50 asistentes; But if you wanna leave this town / Please take my hands, suena en una única y aguda voz. 


Es el turno del 'homenaje' a Elisabeth. Vuelta a la parte más visceral de Luis que retorna a la luz con Crystal Clear. Ésta suena mucho más suave que a lo que nos tiene acostumbrados. Sin las eléctricas parece otra, pero sin perder su razón de ser.

El toque diferente de los conciertos de L.A. siempre viene de la mano de Evening Love. El ritmo, estilo, hasta su videoclip se sale de la tónica general del disco. Pero eso no quiere decir que por ser diferente sea peor; todo lo contrario. Es de las más bailables y divertidas. Un toque de aire fresco.

Normalmente, suena un reloj de fondo cuando suena esta canción y suele ser muy habitual que sea la que abre sus conciertos. Stop the clocks es otra de esas joyitas que va in crescendo a medida que avanza para finalizar en lo más alto con Luis conteniéndose para no salirse de sí mismo.



Lo mismo ocurre con Microphones and Medicines. Los dientes apretados y el gesto contraído revelan que de ser un escenario mayor, acompañado de la banda, el estruendo sería mucho mayor.

La canción elegida para finalizar la noche no podría haber sido mejor, Perfect Combination. Combinación perfecta la que hubo entre Luis y su público. Cada una de las canciones era seguidas en un suave susurro pero guardando sepulcral silencio cuando la ocasión lo pedía. El broche ideal para una noche perfecta.






Un perfecto final para una noche muy especial. Una noche que a los pocos que allí estuvimos nos dejó encantados, esperando ansiosos la llegada del día 28 de octubre donde Luis y los suyos volverán a dar lo mejor de sí mismos en la sala Joy Eslava. No os lo perdáis.


Setlist
• What I´m Fighting for
• Close to you
• Hands
• Elisabeth
• Crystal clear
• Evening love
• Heavenly hell
• Stop the clocks
------------------------
• Microphones and Medicines
• Perfect combination

Fotos: Beatriz Sánchez
Videos: Iván Maestro

3 comentarios:

Galita dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=kC3bSCv2prM

Otra pequeña muestra ;-)

Ivan dijo...

Verdaderamente fue genial escuchar las canciones de L.A. en acústico, ya que no desmerecen en absoluto y la voz de Luis Albert suena fantástica. Qué ganas para el 28 de octubre, si!

Anónimo dijo...

Genial ese cantar con los dientes apretados, entre un público que era como de un juego de "Seis grados de separación"... :)