Síguenos en Facebook Favorites

26 nov. 2012


Bat for Lashes encanta Madrid

Quién: Bat for Lashes
Cuando: 23 de noviembre de 2012
Dónde: Teatro Kapital, Madrid

La semana pasada se pasó por Madrid una de mis chicas preferidas del panorama musical inglés: Natasha Khan, alma máter bajo el nombre de Bat for Lashes, que se encuentra en plena gira promocional de su tercer álbum The Haunted Man, muy disfrutable para escuchar en una tarde de invierno pero que, seamos sinceros, carece de singles con la fuerza que tenían los anteriores discos.

 

Los teloneros fueron los galeses Race Horses, un grupo que sobre el vinilo tiene claras influencias de los ochenta pero que sobre el escenario recuerdan más al brit-pop de Pulp. El grupo lo forma una caterva de jóvenes que parecían un equipo de voleibol rotando con cada saque, cambiando de puesto e instrumento con cada canción. Todo ello liderado por una especie de Cillian Murphy andrógino que no dudó en bajarse junto al público para cantar. Canciones muy pegadizas y buen sonido. En resumen, un grupo a descubrir.

Natasha salió al escenario sin aspavientos, ataviada con un vestido blanco de estilo muy “La Señora” y un corte de pelo más serio aún. Un look bien diferente del aspecto hippie al que nos tenía acostumbrado. Como era de esperar, comenzó el repertorio con la evocadora Lillies, tema inicial del nuevo disco, dando paso a uno de los hits preferidos por el público, What’s a Girl To Do?

 

Una cosa quedó bien clara: las canciones de Bat for Lashes ganan mucho en directo. Se basan en una percusión pegadiza, conseguida no solo con la batería, sino también con el uso de overdubbings, cajas de ritmos, xilófonos, multitud de teclados y, por supuesto, palmas, que ganaron gran protagonismo con otro de los temas más esperados: Prescilla, durante la que Natasha se puso a los mandos de una cítara que sonaba estupendamente.


La señorita Khan centraba todas las miradas, bailando y vibrando al ritmo de sus canciones, rodeada por unos faroles de gas como única decoración. Demostró sus dotes vocales en baladones como Laura, que además posee alguna de las mejores lyrics del nuevo disco ♫ And in this horror show ♪ I've got to tell you so ♪ Oh Laura ♪ You're more than a superstar ♫.

También nos deleitó con su habilidad al piano en un par de temas. Y aquí llegó la anécdota de la noche: al comienzo de la alegórica Horse and I, estando sentada al piano, el micrófono se aflojó y se giró hacia abajo, provocando los aplausos de todos los asistentes. No pasó nada: un par de vueltas de rosca y a seguir. 

 

Así, tras repasar sus mejores canciones, como All Your Gold, Sleep Alone o la movida Pearl’s Dream, llegaron los bises: The Haunted Man, donde los coros fueron “cantados” por una radio antigua que ella mismo sujetaba frente al micro. Y por supuesto el gran fin de concierto con la canción que todos esperábamos: Daniel, sin lugar a dudas su tema estrella ya para siempre.

Lo mejor: el magnetismo de Natasha y un sonido impecable.
Lo peor: la escasa duración (apenas una hora y cuarto) y la no inclusión de dos de las canciones del nuevo disco que creo tendrían gran potencial en directo: Horses of the Sun y Winter Fields, a favor del descarte Lumen.
 

Setlist:

0 comentarios: