Síguenos en Facebook Favorites

4 may. 2013


Jero Romero de nuevo en Madrid

Tras pasar un año de sacar su primer disco en solitario después de la disolución de The Sunday Drivers, Jero Romero vuelve a Madrid para deleitarnos con su LP debut, “Cabeza de León” y como no puede ser de otra manera lo hace en una sala Joy Eslava llena hasta la bandera.


El concierto comenzó de una forma muy íntima con Túmbate, fue comenzar a tocar y ya se te dibuja una sonrisa en la cara, conectando con el público desde el primer minuto. La gente estaba plácida coreando el estribillo de forma muy tranquila. Tras el primer tema la cosa se fue animando, con Las Leves y Haciendo eses, después de esto, Jero agradeció de corazón el que estuviéramos allí, y presentó a su banda, los que definió como “lo mejor que le ha pasado en mucho tiempo”. Amable Rodríguez a la guitarra y ukelele, Alfonso Ferrer al bajo y contrabajo, Nacho García a la batería y Charlie Bautista a un sinfín de instrumentos.

Nos sorprendieron intercalando algunos temas nuevos del que será su próximo disco, con canciones como Reloj de Sol, Ya te lo decía yo, Correcto, Cabeza de León y Nadie te ha tocado. También fue una grata sorpresa la versión de Adelante Bonaparte de Standstill que la gente cantó como si fuera suya propia, acompañada de pequeñas luces por toda la sala dando un toque mágico.

El concierto llegaba a su fin, terminado con Señor gigante y los coros del público con un “Lalala lala lalalá, deja de pisarme ya gigante”… después de unos segundos, volvieron con los bises, y ya sí que acabaron su directo con Desinhibida seguida de El as.


Estos ases de la música dieron un señor concierto, la forma de colocarse, el ritmo que llevan todos a una, y la cara de satisfacción que tienen cuando tocan. Se nota que les encanta lo que hacen y consiguen encandilarte para que lo disfrutes tanto o más que ellos mismos. Nos quedamos esperando el nuevo disco y el próximo concierto. 

12 mar. 2013


IZAL maravillosamente oportunos

Por Lara Munuera

El pasado viernes 8 de marzo se celebró el que ha sido hasta ahora el concierto más grande para Izal

El lugar, la sala Joy Eslava abarrotada de gente, lo que era de esperar tras agotarse todas las entradas. Como muy bien avisaron ellos en su web, “Suenan tambores de guerra en Madrid” y así es como comenzó la noche a eso de las 21.20 cuando el batería Alejandro Jordá aparecía en el escenario tocando la Intro a base de timbales, Intro que abrió paso al tema Prueba y error con el que ya empezó la fiesta.

Fue un concierto bastante animado. Con la canción Qué Bien se palpaba en el ambiente el buen rollo que trasmitían estos chicos. Nos adelantaron dos canciones de su nuevo disco, Jenna Fisher y Tóxica con los que nos hicieron ver que no pretenden sonar de una forma monótona.

Además de tocar todos los temas del LP “Magia y efectos especiales”, pudimos escuchar 3 temas de su primer EP, Desorden, Teletransporte y Eco. Para ir terminando sin perder intensidad sonaron 28 horas, Tu continente y Conclusión en DO para ukelele donde el público fue el protagonista en cada estribillo.

Se despidieron de Madrid y abandonaron el escenario. Tras unos minutos entre pitos y aplausos, volvieron reclamados por toda sala y finalizaron el concierto con A nuestros rincones y el tema que le da título a su disco, Magia y efectos especiales. Fue en este último momento cuando el cantante Mikel Izal nos dio las gracias por llenar la sala lo que provocó un largo aplauso que emocionó a toda la banda. Como colofón tocaron La mujer de verde, despidiendo así una noche llena de ritmo y buenas sensaciones, dejándonos a todos con ganas de más!


23 feb. 2013


Disfrute Pasajero

Por Natxo Nieto 

Sala El Sol 20 Febrero 2013 22:30

Una de las cosas buenas de Madrid es que una noche de miércoles, por el irrisorio precio de 8 €, te puede salir un gran plan con música en vivo.

Esta vez ocurrió en la mítica sala El Sol, y los protagonistas fueron los componentes de Pasajero, con motivo de la presentación de su primer disco: Radiografías.

Con un inicio de show poblado de atmósferas sónicas procedentes de los sintetizadores y teclados de Eduardo Paynter, en camisa blanca, envolvieron la sala como un abrazo a los allí presentes, vibraciones estomacales procedentes de la gravedad de las cuatro cuerdas manejadas por el cantante Daniel, (camisa negra remangada), ritmos de letanía procedentes de los golpes de las baquetas de Josechu (corbata, chaleco y camisa en tonos oscuros), y acompañados por la guitarra de Eduardo Martín (otra camisa negra).



Dos canciones abrigadas por la labor de los teclados, y la voz penetrante, dieron paso a la presentación de la banda y a la primera de las colaboraciones sorpresa de la noche, Manolo Cabezalí; prolífico productor y guitarrista de Havalina, en lo que empezó a ser la revolución de las guitarras, en la interpretación de Accidentes.

Las sorpresas no acabaron ahí, pues a la fiesta se sumaron los vocalistas Alex Ferreira, con su bigote y rizada cabellera en Volverme a preguntar, y Gelo Nutopia, con sus rubias rastas moviéndose por el escenario poniendo voz en Tu Circo. Estos invitados, según abandonaban el escenario, se mezclaban con el público. Por si no hubiera suficiente invitado, también se hizo homenaje a la Vaca Azul versionando uno de sus temas.



Según avanzaba el concierto, la guitarra iba ganando terreno al sintetizador, tornándose en rock, los rasgueos se aceleraban, llegando a su cénit en la interpretación del hit Borro mi nombre. Antes de la misma se produjo el turno de agradecimientos, y después el grupo abandonó el escenario.

Sólo volvió Eduardo (cantante) para tocar en solitario con la única ayuda de una guitarra y su voz el tema En la Mitad. Reapareció el resto de la banda acompañados de Manolo Cabezalí, quien metió el jack en su guitarra y lanzaron el que sería el último tema Autoconversación, aderezado y prolongado con dos bombos incrustados en las primeras filas, acompañando la reiteración del verso “Y lo demás no importa”, estirando el fin de fiesta todo lo posible y poniendo banda sonora a una cascada de globos sobre el respetable.


En resumen, un concierto en el que las atmósferas del teclista fueron cediendo terreno tras atrapar a la audiencia a favor del guitarreo y la intensidad lírica, de menos a más durante algo más de una hora, y eso se reflejaba en los movimientos de los asistentes a la puesta en largo de esta interesante banda.

22 feb. 2013


Ritmo y reposo de Glen Hansard

Quién: Glen Hansard + Lisa Hannigan
Cuando: 13 de febrero de 2013
Dónde: Joy Eslava, Madrid

Tan solo pueden escucharse alabanzas del fantástico concierto que Glen Hansard y su banda ofrecieron hace unos días en Madrid. No importa las veces que les veamos (ésta es la tercera para mi). Nunca cansa y sigue ofreciendo un directo sólido y sin mácula. Para quien ande algo perdido, Glen Hansard es el alma máter de los grupos The Frames y The Swell Season. Con este último, formado junto a su ex compañera (en todos los sentidos) Marketa Irglova, consiguió la fama mundial gracias a la película Once y el Oscar que ganaron por ella.

Pero empecemos por el principio. La primera protagonista, que volvería al final de la noche, fue la frágil, irlandesa y deliciosa Lisa Hannigan. Perteneciente al club de chicas-lánguidas-con-guitarra que tanto me gusta, su voz recuerda en directo (más que en el estudio) a los gorgoritos de la patria Russian Red. Lisa se dio a conocer hace ya diez años como la partenaire vocal de su paisano Damien Rice en los dos álbumes del susodicho. Media hora de folk tranquilo para olvidarnos de las prisas del día. 


Con gran eficiencia y poca demora, los técnicos prepararon el escenario para dar paso a Glen y su banda. Nada menos que once miembros, entre guitarras, batería, teclado, trompetas, saxo, y cuarteto de cuerda. Comenzaron a desgranar de una tacada casi la mitad del reciente álbum de Glen, Rhythm and Repose, su primer disco en solitario. 

Y una vez más quedó claro lo que ya he dicho en otra ocasión en esta misma página: sonido 10 y empatía 10. Glen se entrega a fondo, derrocha simpatía y anécdotas (genial imaginarle borracho en una barca hacia un faro y encallando) y puede pasar del reposo más tranquilo al ritmo más endiablado. Eso quedó especialmente demostrado con el primer tema antiguo que escuchamos: la fanfave When Your Mind’s Made Up, donde la parte final casi alcanza el paroxismo. Ya nos tenía ganados. Y aún quedaba mucho por ver.


El guitarrista Javier Mas, asiduo colaborador de mister Hansard, subió al escenario a unirse a la fiesta, como ya hiciera hace justo tres años en la Sala Heineken. Esta vez, le cogió el gustillo y pidió a Glen quedarse durante varias canciones. Transmitía una gran complicidad, ya que la sensación general era que se lo estaban pasando tan bien los de encima del escenario como los que estábamos abajo. Así escuchamos las más veteranas Low Rising o Back Broke o mis canciones preferidas del nuevo disco: Bird of Sorrow y High Hope.


Tras más speeches, y la subida al escenario de una espontánea que le contó a Glen el origen de la Joy Eslava (la pobre acabó un poco abucheada), llegamos al bis, donde llegaron los highlights de la noche. Comenzó a solas con Say It To Me Now que, como es habitual, vino acompañada de su particular guitarra rota y con Glen al borde del escenario desgañitándose sin micro. Awesome. Después el núcleo duro de la banda entonaron Gold, antes de dar paso a la dulce Lisa Hannigan a los mandos de un ukelele. Junto a Glen, y una trompeta en estado de gracia, versionaron graciosa y estupendamente Blue Moon


Y como era de esperar, llegó el momento de Falling Slowly, con Lisa tomando el papel vocal de Marketa. Gran canción! Sobran las palabras.


Era de esperar que la cosa terminase aquí… pero no. El final iba en crescendo: nos rendimos ante This Gift, temazo del nuevo disco que no se entiende que aparezca simplemente como bonus track cuando podría ser un single en toda regla. Y en el gran final, con todos los componentes de la banda, Javier Mas, Lisa y un pareja de escogidos entre el público incluidos, nos deleitaron con Passing Through con varios solos de guitarra y trompeta, y la última anécdota del día: durante la estrofa a capela de Lisa Hannigan, el batería le susurró algo al oído, que le provocó la risa, tuvo que parar de cantar y regañarle cariñosamente. Todo lleno de buen rollo y tan monos ellos! 


Lo mejor: una vez más, el magnetismo de Glen Hansard. Y que la encantadora Lisa me firmase el disco!
Lo peor: no llegamos a echar de menos a Marketa.

Setlist:
The Storm, It's Coming
You Will Become
Maybe Not Tonight
Talking with the Wolves
Love Don't Leave Me Waiting
Philander
When Your Mind's Made Up
Low Rising
Bird of Sorrow
Leave
Back Broke
Paper Cup
High Hope
Santa Maria
Song of Good Hope
- - - - -
Say It to Me Now
Gold
Blue Moon
Falling Slowly
This Gift
Passing Through

24 dic. 2012


FELIZ MUSICAL NAVIDAD